Ronda Política: Ponen al descubierto cultura de favoritismo y prejuicios en el LAPD

El exjefe Labrada se defiende con todo para limpiar su imagen, y exhibe la cultura que predomina en el LAPD que impide que los latinos avancen

Alfred (Al) Labrada, veterano del LAPD y su abogado Jeremy Tissot. (Araceli Martínez/La Opinión)

Alfred (Al) Labrada, veterano del LAPD y su abogado Jeremy Tissot. (Araceli Martínez/La Opinión) Crédito: Araceli Martinez Ortega | Impremedia

La semana pasada salieron a relucir más detalles de la demanda entablada por Al Labrada, exjefe de alto rango del Departamento de la Policía de Los Ángeles contra su propio empleador.

Recordemos que el mundo se le vino encima al exjefe Labrada, cuando su expareja, la también oficial Dawn Silva lo denunció por acoso, ya que según dijo una vez que la relación romántica terminó entre ellos, el excomandante le puso un monitor en su auto para seguirla.

Sin embargo, en la investigación realizada por las autoridades del condado de San Bernardino, no se pudieron probar los señalamientos por falta de evidencias, y por lo tanto, los fiscales determinaron no entablar cargos criminales contra Labrada. Recordemos que Silva puso la denuncia contra su exnovio en el Departamento de la Policía de Ontario, porque al parecer temía que no le hicieran caso en el LAPD.

Al conocer de la denuncia, el exjefe del LAPD, Michel Moore, quien recién se jubiló, pero quedó como consultor, degradó a Labrada de posición y recomendó que lo despidieran, sin que se probara que era culpable de las acusaciones en su contra.

En la querella, Labrada acusó al exjefe Moore de manejarse con un doble estándar, porque cuando otro exjefe Jorge Villegas fue captado por un equipo de vigilancia teniendo sexo en un carro con la propia Silva, Moore lo protegió y no procedió contra él.

En el caso de Labrada, Moore se apresuró a hacer pública la denuncia, sin darle la oportunidad del debido proceso. 

Además Labrada acusó al exjefe Moore de manejar una política de favoritismo y prejuicios, lo que impidió que los latinos llegaran a puestos de alto mando en el LAPD. Ya ven que abundan en la tropa, pero topan con pared para ascender a los puestos directivos.

Labrada quien llevaba una carrera impecable en el LAPD y a quien se nombraba como el posible sucesor de Moore, no solo fue bajado de rango sino impedido de regresar a trabajar hasta que un panel administrativo determine si lo corren o no, lo cual sería una verdadera desgracia para un oficial, que le sudó por cada escalón que subió. No hay que olvidar que Labrada vino a Estados Unidos siendo un niño. Criado por su madre viuda, es producto del esfuerzo y sacrificio.

La duda es si todo este asunto, no fue parte de un plan para bloquearle a Labrada que se convirtiera en el primer latino en dirigir la poderosa corporación policiaca; o si la denuncia por parte de la oficial Silva, le cayó a Moore como anillo al dedo para librarse de él y sus aspiraciones por sucederlo en el cargo.

Se le complican las cosas 

Las cosas no pintan bien de nuevo para el concejal Curren Price. La Comisión Municipal de Ética lo acaba de acusar de votar en numerosos asuntos en los que su esposa tenía intereses financieros. En total, le encontraron 21 violaciones a las leyes de ética de la ciudad de Los Ángeles. 

Son acusaciones muy similares a las realizadas por el fiscal del condado, George Gascón contra el concejal Price en junio de 2023. Solo que en este último caso, las acusaciones son de carácter criminal por fraude, conflicto de interés y perjurio. 

Aún no se ha definido cuándo se iniciará el juicio contra el concejal, mientras tanto él despacha como si nada en el Concejo. No fuera latino o latina cuando ya estuvieran haciendo toda una campaña para que por lo menos lo suspendieran.

Y recordemos también que en febrero, Angie Reyes, una exempleada de su oficina y ahora concejal de la ciudad de Hawthorne, interpuso una demanda contra la ciudad de Los Ángeles, alegando que fue objeto de acoso por parte del personal del concejal Price, tras acusarla de ser la soplona que fue a la oficina del fiscal del condado de Los Ángeles a soltar toda la sopa que dieron como resultado las acusaciones. 

El caso Huizar

En plena Semana Santa, cayó uno más de los involucrados en el caso Huizar. Esta vez fue el exvicealcalde de desarrollo económico la ciudad de Los Ángeles y exgerente del Departamento de Construcción y Seguridad, Raymond She Wah Chan, de 67 años, de Monterey Park, quien fue declarado culpable de 12 cargos de delitos graves por un jurado.

Chan aceptó decenas de miles de dólares en sobornos y facilitó pagos ilícitos de promotores inmobiliarios al entonces concejal de la ciudad de Los Ángeles, José Huizar, como parte de una larga conspiración en marcha que corrompió la aprobación de proyectos inmobiliarios de la ciudad.

Mientras cae uno más en lo que se conoce como la conspiración CD-14, al exconcejal Huizar, sentenciado en enero pasado a 13 años de prisión, le queda alrededor de un mes de libertad, ya que deberá entregarse a las autoridades el 30 de abril.

En esta nota

Concejo de Los Ángeles

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain