Experto en autismo del Shriver Center desarrollará instrumentos de capacitación para mejorar la detección de los desórdenes del espectro del autismo entre las diversas culturas

Enseñar a los pediatras de Massachusetts a desplazarse sensiblemente entre las diversas culturas mientras evalúan a los niños para ver la presencia de desórdenes del espectro del autismo será el centro de un proyecto piloto dirigido por Elaine M. Gabovitch, un experto en autismo en el Eunice Kennedy Shriver Center, una unidad dentro de la división Commonwealth Medicine de la Escuela de Medicina de la UMass. Gabovitch recibió $80.000 del Deborah Munroe Noonan Memorial Research Fund (Fondo de Investigación en Memoria de Deborah Munroe Noonan).

“Si un médico no comprende la cultura o no habla el lenguaje, los niños de familias de habla no inglesa podrían no ser atendidos ni recibir los servicios que necesitan para progresar,” manifestó Gabovitch, director de la Asociación para la Familia y la Comunidad del centro.

“El piloto estará centrado en ayudar a los proveedores de servicios pediátricos a superar las barreras culturales durante el proceso de detección y de remisión,” expresó Gabovitch, quien también sirve como embajador para Massachusetts de la campaña de concienciación sobre el autismo del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

“La variación de las expectativas culturales y/o de las diferencias lingüísticas entre los médicos y los pacientes podría significar que algunos niños de habla no inglesa sean identificados más tarde de lo recomendado, o en absoluto,” continuó Gabovitch.

La concesión de la subvención anunciada hoy brindará apoyo al diseño de un programa de capacitación que ayudará a cerrar esa brecha. Se desarrollará en base al kit de detección Considering Culture in Autism

(Considerando la cultura en el autismo) creado por Gabovitch junto a un equipo con un subsidio del año 2012 de la Asociación de Programas de Salud Materno Infantil.

Si bien la capacitación estará diseñada para ayudar a los pediatras a brindar una atención culturalmente competente para los niños de cualquier origen lingüístico, cuatro poblaciones serán presentadas para ilustrar dicha atención en la práctica: hispana, china, creole haitiana y vietnamita. Estos grupos representan las principales poblaciones en Massachusetts cuya primera lengua no es el inglés.

El entrenamiento piloto será implementado en marzo de 2014 con sesenta residentes de pediatría del Boston Medical Center y el Hospital pediátrico Floating en el Tufts Medical Center en Boston. Una empresa de producción de video especializada en comunicación intercultural filmará viñetas de video del estudio de caso que serán incorporadas en el módulo final de entrenamiento.

Un informe incluyendo medidas de conocimiento y actitudes antes y después del entrenamiento será escrito el próximo otoño. El módulo se presentará para su inclusión en el CDC Autism Case Training curriculum (Programa de capacitación en casos de autismo).

La Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, uno de los centros académicos de ciencias de la salud de más rápido crecimiento del país, ha desarrollado una reputación como institución de investigación de clase mundial, produciendo constantemente notables avances en investigación clínica y básica. La Escuela de Medicina atrae más de $255 millones de dólares en fondos de investigación cada año, 80 por ciento de los cuales provienen de fuentes de financiación federal. La misión de la Escuela de Medicina es mejorar la salud y el bienestar de los ciudadanos de Massachusetts y del resto del mundo, a través de la educación pionera, la investigación, y la prestación de servicios públicos y atención de salud. Commonwealth Medicine, la división de consultoría en asistencia sanitaria y operaciones de la Escuela de Medicina, ofrece un amplio rango de servicios de gestión del cuidado y de consultoría a los organismos gubernamentales y organizaciones de atención de salud. Para mayor información, visite commed.umassmed.edu.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.