Lucile Packard Children’s Hospital Stanford es el Primer Hospital para Niños en América del Norte en Ofrecer la Cirugía Endoscópica para el Trastorno de la Deglución

Lucile Packard Children’s Hospital Stanford es el Primer Hospital para Niños en América del Norte en Ofrecer la Cirugía Endoscópica para el Trastorno de la Deglución

Deion Brown de San José era un adolescente típico con un apetito saludable. En consecuencia, él y su madre sabían que algo andaba mal el verano pasado cuando él ya no podía engullir todo el contenido de su plato. Por el contrario, pasaba un tiempo pensando cómo iba a deglutir su comida, tomando bocados pequeños, masticando más de lo normal y bebiendo mucha agua entre bocados.

Deion Brown, 16, of San Jose, Calif., can now eat, sleep and gain weight again, thanks to a new endo ...

Deion Brown, 16, of San Jose, Calif., can now eat, sleep and gain weight again, thanks to a new endoscopic surgery offered at Lucile Packard Children’s Hospital Stanford. (Photo: Business Wire)

“Todo se atoraba en el centro de mi garganta”, señaló Deion.

El agua ayudaba un poco, pero la mayoría de las veces terminaba regurgitando su comida y a menudo vomitaba. Por primera vez en su vida, comenzó a perder peso, bajando la medida de su cintura en 5 cm (2 pulgadas). Las comidas con los amigos se convirtieron en una vergüenza, y se sentía cansado todo el tiempo. Todas las noches antes de irse a la cama, vomitaba. Esto se debía a que al acostarse con los alimentos alojados en su esófago era incómodo y no lo dejaba dormir.

Al principio, los médicos pensaban que Deion tenía alergias, luego reflujo ácido, pero después de que lo trataron para ambas cosas, él seguía sin poder deglutir correctamente. Por último, un gastroenterólogo le diagnosticó acalasia esofágica, una afección en la que las fibras musculares apretadas en el esófago inferior evitan que los alimentos y los líquidos pasen hacia el estómago. Deion fue derivado al Dr. James Wall, un cirujano pediátrico en Lucile Packard Children’s Hospital Stanford y profesor asistente de cirugía en la Stanford School of Medicine.

Wall tenía buenas noticias. Además de que podría ayudar a Deion a deglutir de nuevo, el adolescente de 16 años de edad sería uno de los primeros pacientes pediátricos en los Estados Unidos en someterse a una cirugía altamente especializada para la acalasia esofágica sin incisiones y con muy poco dolor, complicaciones o tiempo de recuperación. El procedimiento conocido como miotomía endoscópica por vía oral (per-oral endoscopic myotomy, POEM) se realiza por completo a través de la boca de un paciente. En lugar de realizar la cirugía laparoscópica, que consiste en realizar pequeñas incisiones en el pecho o el abdomen de un paciente, Wall trabaja con herramientas flexibles a través de la boca para alcanzar y dividir las fibras musculares apretadas del esófago inferior, lo que permite el paso de los alimentos y los líquidos.

Deion experimentó con éxito el procedimiento POEM en abril, convirtiéndose en el segundo paciente de Wall en recibir el tratamiento. La primera fue una niña de 17 años de edad en febrero, en el que se cree que fue el primer procedimiento POEM en un hospital para niños en América del Norte. Desde ese entonces, Wall ha realizado ya una tercera, y todos tuvieron recuperaciones rápidas. En el caso de Deion, sólo necesitó una dosis de Tylenol para el dolor después de la cirugía.

“Se fue a su casa al día siguiente y estaba comiendo como un campeón en dos semanas”, señaló Wall.

Wall fue asistido en el primer procedimiento POEM pediátrico por el Dr. Homero Rivas, profesor asistente de cirugía en la Facultad de Medicina que se especializa en cirugías digestivas y mínimamente invasivas en Stanford Hospital & Clinics. Rivas introdujo el procedimiento POEM en Stanford en 2012, cuando sólo unos pocos cirujanos de adultos lo ofrecían en los Estados Unidos. El procedimiento mínimamente invasivo se utilizó por primera vez en Japón en 2008. A nivel mundial, más de 4000 pacientes han sido sometidos a procedimientos POEM, pero solo 30 de ellos se han reportado en niños, todos en Europa, Japón y China antes de los tres pacientes de Wall de este año.

“POEM es una verdadera innovación y un gran salto adelante”, manifestó el Dr. William Berquist, gastroenterólogo en Lucile Packard Children’s Hospital Stanford y profesor de pediatría en la Stanford School of Medicine. “Es un procedimiento cada vez más exitoso que permite que se vacíe el esófago con mayor eficacia, y sin duda la forma menos invasiva de solucionar problemas como el de Deion”.

La madre de Deion ahora está haciendo todo lo posible para ayudar a que su hijo recupere el peso perdido.

“Ahora come todo lo que ve”, señaló Tammy Lewis. “Se come todo lo que cocino. Ya no hay problema. Fue una cirugía experta realizada por un médico experto. Es una gran mejora”.

“No hay cicatrices de ningún tipo y no hay posibilidades de infección por la incisión”, señaló Wall. “Como cirujano, es inusual y gratificante que alguien regrese a visitarte para un seguimiento sin una incisión que revisar. Es obvio que POEM es una forma efectiva e innovadora para tratar aquellos casos como el de Deion, y nos alegra estar a la vanguardia para ofrecerla”.

Acerca de Stanford Children’s Health y el Lucile Packard Children’s Hospital Stanford

Stanford Children’s Health, con el Lucile Packard Children’s Hospital Stanford como sede central, es un líder internacionalmente reconocido por su cuidado infantil de clase mundial y por sus resultados extraordinarios en todas las especialidades de pediatría y obstetricia desde las rutinarias hasta las raras, para todos los niños y mujeres embarazadas. Junto a los médicos, enfermeras y personal de Stanford Medicine, ofrecemos nuestra investigación y atención innovadora a través de asociaciones, colaboraciones, difusión, clínicas especializadas y centros de atención primaria en más de 100 localidades de la región occidental de los EE. UU. Como organización sin fines de lucro, estamos comprometidos a apoyar a nuestra comunidad (desde el cuidado de niños sin seguro o con seguro insuficiente, adolescentes sin hogar y madres embarazadas, hasta la ayuda para restablecer el lugar de la enfermera de escuela en las escuelas locales). Para obtener más información sobre nuestra gama completa de programas de excelencia y nuestra red de atención, visite stanfordchildrens.org y nuestro blog Healthier, Happy Lives. Únase a nosotros en Facebook, Twitter, LinkedIn y YouTube.

El Lucile Packard Children’s Hospital Stanford es la sede central del Stanford Children’s Health y es uno de los mejores hospitales de la nación para el cuidado de los niños y las mujeres embarazadas. Por una década hemos sido clasificados como el hospital de niños número 1 en el norte de California de acuerdo con la encuesta Best Children’s Hospitals 2014-15 de U.S. News & World Report y somos el único hospital en el norte de California en recibir el Top Children’s Hospital award nacional para 2013 de Leapfrog Group por calidad y seguridad en la atención del paciente. Descubra más en stanfordchildrens.org.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.