Acusan a hospital de Hawaiian Gardens de abandonar a mujer esquizofrénica en Skid Row

El nosocomio pagó casi medio millón de dólares para poner fin a demanda de la procuraduría de Los Ángeles

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Acusan a hospital de Hawaiian Gardens de abandonar a mujer esquizofrénica en Skid Row
Gardens Regional Hospital and Medical Center niega haber abandonado a la paciente en la calle.
Foto: Suministrada

Vestida todavía con una bata de hospital, el nosocomio Gardens Regional Hospital and Medical Center supuestamente abandonó a una paciente esquizofrénica e indigente en medio de la jungla de desamparados que component Skid Row. El hecho habría ocurrido en 2014.

Esa es la acusación que hizo este martes el procurador de Los Ángeles, Mike Feuer, y por lo cual el nosocomio acordó pagar $450,000 dólares para poner fin a una demanda civil en su contra interpuesta por esa oficina en 2015.

Fuer dijo que deshacerse de pacientes en las calles es inconcebible y no será tolerado.

“Este acuerdo subraya nuestro compromiso para asegurarnos que cada paciente, independientemente de su estado de vivienda, sea tratado con dignidad y respeto cuando él o ella sea dado de alta”, dijo Fuer durante la conferencia de prensa.

La ciudad entabló la demanda contra el hospital el año pasado después que una camioneta propiedad de Gardens Regional and Medical Center dejara a la mujer de 38 años “confundida” frente a la Misión Union Rescue. Ella no llevaba identificación, dinero, teléfono ni medicamentos y solo vestía ropa de papel del hospital, explicaba la demanda. La mujer merodeó por las calles antes de recibir ayuda al ser encontrada en una condición infrahumana.

El hospital también fue acusado de no tener proveer los protocolos adecuados cuando dio de alta a la paciente en múltiples ocasiones anteriores entre diciembre de 2013 y septiembre de 2014.

Feuer tiene como prioridad terminar con el abandono de pacientes en las calles y su oficina esta trabajando en seis casos asegurando un total de casi $3 millones de dólares contra los hospitales acusados.

En el pasado, Feuer logró castigar a otros hospitales que abandonaron a pacientes en la calle. En el 2014, su oficina llegó a un acuerdo con Glendale Adventist Medical Center, que negó haber actuado mal pero acordó pagar $700,000 dólares para poner fin a una querella. Además, adoptó nuevos protocolos para dar de alta adecuadamente a los pacientes que no tienen un hogar fijo.

Ese mismo año, el Community Hospital Beverly en Montebello acordó pagar $250,000 dólares mientras que Pacifica Hospital del Valle, con sede en Sun Valley, pagó un acuerdo de $600,000 dólares tras investigaciones realizadas por la oficina de Feuer.

Hospital niega mala obra

En un comunicado enviado a esta redacción, Brian Waltron, Presidente de la Junta Gardens Regional Hospital and Medical Center, expresó que “muchas de las aseveraciones de la Procuraduría estaban equivocadas”.

“Entre otras cosas, no indica que Tri-City Regional Hospital and Medical Center (el antecesor de Gardens) negó vigorosamente cualquier responsabilidad en este asunto y que el acuerdo expresamente no implica una admisión de haber actuado mal por parte del Hospital. Al contrario, el hospital y sus empleados creen que el cuidado proveído a la paciente en cuestión fue consistente con los estándares de cuidado requeridos en estas circunstancias, y que el juicio habría vindicado al hospital”, lee el escrito.

Señaló que el hospital llegó a este acuerdo primordialmente “porque actualmente está en bancarrota, y con el objetivo de completer la venta de virtualmente todos sus bienes. En estas circunstancias, la necesidad de poner fin a litigios pendientes, ya sea que tengan méritos o no, es sumamente importante”.

También indica que el costo y tiempo de pelear la acusación no eran factibles en este momento para el hospital.

Te recomendamos