Más de 100 estudiantes de USC se contagian de norovirus en el campus

Una infección estomacal causada por este virus ha dejado fuera de combate a decenas de estudiantes en una semana

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Más de 100 estudiantes de USC se contagian de norovirus en el campus
El norovirus se ha contagiado rápidamente por la Universidad del Sur de California (USC) en Los Ángeles.
Foto: Archivo / La Opinión

La Universidad de California del Sur (USC) ha sufrido en los últimos días una epidemia de norovirus, que ya ha afectado a más de 100 estudiantes en espacio de una semana.

El Departamento de Salud Pública de Los Ángeles identificó la infección gastrointestinal que se había propagado entre los estudiantes como el norovirus  y comunicó que se habían reportado 103 casos desde el 26 de octubre, que es cuando la universidad contactó con el departamento para informar de la situación que se vivía en el campus.

El norovirus es altamente contagioso al ingerir comida o agua infectadas o estar cerca de personas contagiadas, así como al tocar superficies contaminadas y después llevarnos las manos a la boca, por lo que se extiende fácil y rápidamente en espacios donde conviven muchas personas como cruceros o campus escolares.

Sus síntomas incluyen náuseas, fatiga, vómitos, diarra, mareos, dolores musculares y fiebre, y los efectos suelen desparecer en 24 o 48 horas.

El Departamento de Salud Pública está trabajando con la USC para identificar el origen de las infecciones y prevenir más, aplicando protocolos sanitarios que ya están consiguiendo reducir el número de contagios.

La primera semana se registraron unos 40 pacientes, según cuentan desde el Centro Sanitario del campus, para después expandirse rápidamente. “Tienen que aprender a lavarse las manos“, rezongó un empleado.

La Universidad hizo un esfuerzo de limpieza de los dormitorios y comedores, instaló más dispensadores de jabón, desinfectante y toallitas húmedas, y también instruyó al personal de la cafetería y otras instalaciones sobre cómo tomar precauciones para frenar la propagación del norovirus.

Asimismo, comunicó a los estudiantes medidas para evitar el contagio, que parecen haber adoptado, dada la reducción en el número de nuevos casos. Entre los consejos estaban lavarse las manos a menudo, lavar bien frutas y verduras, utilizar lejía para limpiar superficies que podrían estar infectadas como teclados de ordenador o pantallas de celular, lavar la ropa que pueda estar contaminada y evitar el cotnacto o compartir comida con los contagiados.

Además, la USC ha flexibilizado la asistencia a clase durante los próximos días para quienes estén enfermos, a los que recomiendan no acudir al aula hasta que no hayan pasado al menos 24 horas desde  la última vez que presentaron síntomas. También ofrece la posibilidad de llevar comida blanda (plátanos, tostadas, arroz…) a las habitaciones de los estudiantes infectados.

Te recomendamos