Detienen a 3 trabajadoras de la guardería de Fontana donde murió un bebé

Las mujeres no llamaron inmediatamente al 911 cuando encontraron al niño de 18 meses inconsciente y tenían a demasiados niños a su cuidado

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Detienen a 3 trabajadoras de la guardería de Fontana donde murió un bebé
Deacon Morin de 18 meses murió cuando estaba bajo el cuidado de una guardería en Fontana. (Foto: GoFundMe)
Foto: GoFundMe

Tres mujeres han sido arrestadas en relación a la muerte de Deacon Morin, un pequeño de 18 meses que falleció mientras estaba bajo su cuidado en una guardería de Fontana el pasado 5 de octubre.

Las mujeres son Sagan Marriott, de 27 años, Rebecca Lutz, de 29, y Deborah Jimenez, de 52 años. Marriott y Lutz trabajaban para Deborah, dueña de la guardería donde murió el bebé, Marriott Family Child Care, y otro establecimiento de Fontana también dedicado al cuidado de menores llamado Little Impressions Child Care.

Las tres sospechosas fueron detenidas hacia las 10:13 a.m. del martes enfrentando cargos por poner en riesgo la vida de niños. La policía ha denunciado que cuando Lutz y Marrott encontraron al bebé inconsciente después de haberlo puesto a dormir la siesta, en lugar de llamar al 911 llamaron a Jiménez y no fue hasta que ella llegó al lugar que avisaron a los servicios de emergencia.

Además la guardería Marriott, ubicada en el 6800 de Royal Crest Pl., solo tenía permiso para alojar un total de 4 infantes al mismo tiempo. Cuando la policía acudió a responder por la emergencia del pequeño Deacon descubrieron a 6, además de otros 12 niños.

La policía de Fontana compartió en un comunicado de prensa que el personal de la guardería rebasó por cuatro los límites de la regulación “poniendo en peligro las vidas y la seguridad de los niños a su cuidado”.

Al parecer, Jiménez enviaba frecuentemente a niños a la guardería Marriott cuando Little Impressions estaba demasiado llena. De acuerdo al archivo del  Department of Community Care Licensing, la guardería de Jiménez acumulaba 13 citaciones por violaciones inmediatas y potenciales con impacto personal y en la salud y seguridad de los menores.

Las licencias de ambos centros han sido suspendidas.

El forense del condado de San Bernardino no ha hecho pública todavía la causa de la muerte, pero el reporte inicial de los medios indicaba que se asfixió con un collar de piedras de ámbar que llevaba puesto en torno al cuello. Después de ser trasladado al hospital, el pequeño fue desconectado del soporte vital a los cinco días y su familia decidió donar sus órganos.

Te recomendamos