Obama pedirá a gobierno de Trump que mantenga las protecciones del “DACA”

Obama le recordó a Trump que, en aras de la unidad nacional, también cuentan “los gestos y el acercamiento hacia grupos que posiblemente no lo apoyaron”

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Obama pedirá a gobierno de Trump que mantenga las protecciones del “DACA”
Foto: Mariela Lombard / El Diario

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama urgió este lunes a su sucesor, Donald Trump, que mantenga las protecciones del programa de “acción diferida” DACA de 2012 y que, al formar su gobierno, también tenga un acercamiento con quienes no respaldaron su elección.

En la primera rueda de prensa desde que Trump ganó sorpresivamente la presidencia el martes pasado, Obama defendió los logros de su gobierno desde 2009,  aseveró que entregará un “coche” en buenas condiciones, y que el reto de Trump será cumplir sus promesas electorales sin perjudicar el bienestar del país.

En la última pregunta, de una decena que contestó antes de iniciar su última gira internacional, a Grecia, Alemania y Perú, Obama hizo hincapié en la necesidad de mantener vigente el “DACA” de 2012, que ha protegido de la deportación a unos 800,000 jóvenes indocumentados.

Cientos de estudiantes marchan contra Trump en Los Ángeles

“Urgiré al presidente electo y a su entrante Administración que piense largo y tendido antes de que estén poniendo en peligro el estatus de quienes, para efectos prácticos, son niños estadounidenses. Estos son niños traídos acá por sus padres, no hicieron nada malo: han ido a la escuela, han hecho el juramento a la bandera, algunos se han inscrito en el Ejército”, dijo Obama de los “Dreamers”, a quienes describió como “maravillosos”.

“Creo firmemente que la mayoría del pueblo estadounidense no quisiera ver de repente que estos niños tengan que volver a esconderse, y eso es algo que alentaré al presidente electo a que vea”, subrayó.

El “DACA” los protege de la deportación, les otorga permisos de trabajo y, según el estado donde vivan, también les permite solicitar licencias de conducir.

Durante la contienda, en un guiño a los conservadores, Trump prometió eliminar el “DACA” y los demás alivios migratorios, además de deportar a toda la población indocumentada.

Pero, según Obama, la oficina de la Presidencia necesariamente obliga a los líderes a ajustarse a la nueva realidad, y una cosa es las promesas de un candidato y otra es gobernar y negociar de forma pragmática.

La rueda de prensa estuvo pensada, sobre todo, para calmar las ansiedades tanto de los demócratas como de los aliados de EEUU, que expresaron preocupación por la retórica incendiaria de Trump durante la contienda presidencial.

“Mi esperanza es que él mejore las cosas y si lo logra, todos estaremos mejor”, afirmó Obama.

El mandatario se negó a precisar si aún sigue pensando que Trump no es apto para ser presidente, como lo dijo en actos electorales a favor de la demócrata Hillary Clinton.

No obstante, Obama dijo que Trump tiene “ciertos elementos” de su temperamento que podrían afectar su labor como presidente, pero que de él dependerá identificar y corregirlos.

Obama tampoco quiso comentar sobre el equipo de gobierno que está formando Trump, en particular el nombramiento del ultraderechista exejecutivo de “Breitbart News”, Steve K. Bannon, como su principal estratega y asesor político.

Bannon es conocido por sus posturas contra los inmigrantes, las mujeres, los musulmanes, judíos y demás minorías, y su nombramiento ha sido ampliamente criticado por grupos defensores de los derechos civiles.

Sin embargo, Obama precisó en reiteradas ocasiones que Trump necesita “espacio” para formar su gobierno, aunque éste no afrontará las presiones que él tuvo en 2009, con una economía en caída libre, el colapso del sector de vivienda y problemas en los sectores financiero y de la industria automotriz.

Obama le recordó a Trump que, en aras de la unidad nacional, también cuentan “los gestos y el acercamiento hacia grupos que posiblemente no lo apoyaron”, porque establecen el “tono” del diálogo futuro.

Asimismo, Obama consideró necesario que el Partido Demócrata reflexiona sobre su estrategia electoral, e incorpore “nuevas voces y nuevas ideas”, sin abandonar sus principios de igualdad económica, inclusión social, y trato digno y oportunidades para todo niño.

“Tenemos que competir en todas partes, tenemos que estar en todas partes”, recetó Obama, en alusión al apoyo que perdió Clinton entre la clase trabajadora blanca, especialmente en la región conocida como el “Rust Belt”, que durante décadas sufrió la erosión de empleos.

En ese sentido, sugirió que Trump logró llegar con su mensaje a sectores abandonados por los demócratas, aunque los votantes evaluarán su gobierno y volverán a las urnas en cuatro años.

Obama enumeró los logros de su gobierno, incluyendo la cobertura médica de 20 millones de estadounidenses bajo la reforma de salud de “Obamacare”, y el hecho de que dejará el poder en enero próximo “sin escándalos significativos”, con un país más fuerte y un gobierno “más eficiente”.

Por otra parte, señaló que en su reunión el jueves pasado en la Casa Blanca, Trump le expresó su deseo de mantener los compromisos de EEUU con organizaciones internacionales como la OTAN.

 

Te recomendamos