Obama le dice adiós a polémico registro de visitantes musulmanes

La administración saliente busca complicarle al presidente electo su plan contra migrantes

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Obama le dice adiós a polémico registro de visitantes musulmanes
En EEUU ha habido protestas contra Donald Trump y su plan hacia musulmanes.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- Antes de que Donald Trump asuma la presidencia, la Administración Obama desmantelará a partir de mañana un polémico registro de visitantes musulmanes, instituido tras los atentados de 2001 y que causó el rechazo unánime de la comunidad inmigrante.

La decisión del secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, que entrará en vigor al sólo publicarse mañana en el diario oficial del gobierno (“Federal Register”), elimina “regulaciones obsoletas de un obsoleto programa de registro nacional” de personas con visas no inmigrantes.

El programa cayó en desuso en 2011 y “ya no provee un beneficio público perceptible, porque ha quedado obsoleto”, indicó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), también creado en 2003 tras el 9/11.

El llamado “Sistema de Seguridad Nacional para el Registro de Entradas y Salidas (NSEERS, por su sigla en inglés) fue adoptado en septiembre de 2002 durante la presidencia de George W. Bush, en respuesta a los ataques terroristas que un año antes dejaron 3,000 muertos en suelo estadounidense.

Como parte de la lucha antiterrorista, el registro nacional exigía que todo visitante árabe o musulmán se sometiera a una entrevista al pasar por los puertos de entrada establecidos, entregara su foto y huellas digitales, y detallara su estancia en el país. El fichaje incluía reportar también su salida.

De los 25 países afectados por “NSEERS”, 24 eran países con mayoría árabe o musulmana, principalmente de Africa, el sureste de Asia, y el Medio Oriente.

“Estas regulaciones fueron símbolo de un program ineficaz que se apoyó en el perfil (discriminación) religioso y étnico, en vez de sospechas individualizadas, un programa con base al miedo en vez de la razón. Eso  no tiene cabida en este gran país, bajo ninguna administración”, dijo el senador por Vermont, Patrick Leahy, el demócrata de mayor rango en el Comité Judicial del Senado.

Ya era hora, dicen activistas

Para grupos como la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) y el Comité contra la Discriminación de Arabes (ADC, por su sigla en inglés), ya era hora de que el gobierno eliminara el controvertido programa.

“NSEERS fue una herramienta antiterrorista completamente fallida y un programa masivo de perfil racial que no condujo a una sola condena en casi una década. ACLU aplaude a la Administración Obama por eliminarlo  para siempre”, dijo Joanne Lin, abogada en Washington de ACLU.

Avideh Moussavian, abogada del Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC),  dijo que “NSEERS” es una “vergonzosa mancha en el historial de derechos civiles y  humanos en nuestro país”, y desmantelarlo es un beneficio.

“En adelante, no podemos ignorar las lecciones de este injusto y fallido programa, que causó gran daño a tantos en nuestras comunidades. Debemos rechazar cualquier intento por institucionalizar la discriminación, incluso la que emana del miedo y la ignorancia”, enfatizó.

Por su parte, Abed Ayoub, director de asuntos políticos de ADC, dijo que esta es una decisión “correcta” porque se trataba de un programa inútil y discriminatorio, “y no tiene cabida en nuestro país”.

En las últimas semanas, ADC y otros grupos encabezaron una campaña de presión política en contra de “NSEERS”, que incluyó una carta al presidente Barack Obama el pasado 21 de noviembre, firmada por más de 200 organizaciones cívicas.

¿Qué hará Trump?

Durante la contienda, y apelando a la “ansiedad” de grupos anti-inmigrantes, Trump propuso prohibir la entrada a EEUU de inmigrantes musulmanes y de refugiados sirios, con la idea de evitar más atentados en suelo estadounidenses.

A raíz del rechazo que generaron sus propuestas, Trump después explicó que había que prohibir la entrada de musulmanes de países con vínculos terroristas, y fortalecer la revisión de antecedentes de quienes solicitan asilo en EEUU.

Pero los demócratas, y grupos progresistas afines, temen que Trump intente reactivar “NSEERS”, especialmente porque Kris Kobach, el secretario de Estado de Kansas y miembro de su equipo de transición, ayudó a crear el polémico programa.

Kobach asistió a una reunión con Trump el mes pasado en la que le presentó su “plan estratégico” para el primer año de gobierno, que incluye prohibir la entrada de “potenciales terroristas”. Una foto captó parte del documento que Kobach presentó a Trump.

Tras un atentado en Berlín, que causó una veintena de muertos esta semana, un portavoz de Trump precisó que el presidente electo ahora apoya prohibir la entrada de personas que provienen de país con un historial de “extremismo islámico”.

La decisión de eliminar “NSEERS” antes de que Trump asuma el poder el próximo 20 de enero, forma parte de los esfuerzos de la Administración Obama de impedir, o al menos dificultar, que el nuevo gobierno pueda revertir las políticas de Obama en asuntos como inmigración y el cambio climático.

En todo caso, el gobierno adoptó otros programas que permiten a los agentes de Aduanas recabar más y mejor información de los pasajeros con mayor rapidez y eficiencia, incluyendo huellas digitales, itinerarios, manifiesto de viajeros y tripulantes, documentos de identidad y otros datos.

Te recomendamos