Tillerson: Rusia es un “peligro” para el mundo

El presidente de Exxon-Mobil fue confirmado como secretario de Estado para el gobierno de Donald Trump

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Tillerson: Rusia es un “peligro” para el mundo
Rex Tillerson.

WASHINGTON.- Asumiendo una sorpresiva línea dura contra Rusia, el presidente de Exxon-Mobil, Rex Tillerson, dijo este miércoles en su audiencia de confirmación como secretario de Estado que ese país supone un “peligro” para el mundo, aunque expresó confianza en que EEUU pueda mejorar las relaciones bilaterales.

“Tenemos que ser claros sobre nuestra relación con Rusia. Rusia, hoy por hoy, supone un peligro, pero no es impredecible en avanzar sus propios intereses”, dijo Tillerson, seleccionado por el presidente electo, Donald Trump, como próximo secretario de Estado.

“Nuestros aliados en la OTAN tienen razón de estar alarmados sobre una Rusia resurgente”, observó.

Tillerson, de 64 años, acudió a su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, donde sostuvo un tenso intercambio con el senador republicano por Florida y exrival de Donald Trump en la contienda por la nominación presidencial.

Tillerson evaluó las relaciones exteriores de EEUU en términos de países socios, amigos o adversarios –Rusia es un “adversario no amigable”-, pero expresó confianza en que el gobierno de Washington puede mejorar las relaciones con Moscú.

“Necesitamos que Rusia pase de ser un adversario siempre a ser un socio a veces”, argumentó.

En la sesión de la mañana, Rusia abarcó buena parte de los intercambios con los senadores, y hubo poca mención de América Latina, salvo la nueva política de apertura de EEUU hacia Cuba.

En ese sentido, Tillerson afirmó que EEUU debe dejar de hacer “concesiones” a Cuba que, a su juicio, solo benefician al régimen castrista.

Durante la contienda, Trump primero pareció apoyar la política de apertura pero después, en un  guiño al voto del exilio cubano, sugirió que haría cambios en esa política.

Pero en la audiencia, Tillerson no precisó si aconsejará que Trump revierta las medidas adoptadas por el presidente Barack Obama, lo que da esperanza a los grupos que apoyan la nueva política de que posiblemente se mantengan en pie.

El empresario petrolero, que acaba de romper lazos con Exxon-Mobil para evitar conflictos de intereses, no vaciló en criticar a ese país por su anexión de Crimea, pero más adelante reconoció ante el Comité que no ha discutido con Trump el futuro rumbo de la política exterior de EEUU hacia Moscú.

Sin embargo, se negó a caer en la trampa que tendió Rubio para calificar al presidente ruso, Vladimir Putin, como un “criminal de guerra” por su supuesta intervención en el conflicto civil en Siria, o acusarlo de ordenar el asesinato de rivales.

Tillerson explicó que carece de acceso a informes clasificados para poder hacer una determinación certera sobre las actividades de Rusia o de Putin.

Las declaraciones de Tillerson también llamaron la atención del Comité porque, pese a los extensos vínculos comerciales de Exxon con Rusia, afirmó que como presidente de Exxon Mobil no se implicó personalmente en campañas de presión contra las sanciones impuestas a ese país.

También dijo que, hasta donde él sabe, las empresas petroleras tampoco hicieron campaña de presión contra las sanciones, pero no explicó si favorece mantenerlas en vigor.

Su comparecencia en el Senado se produce en unos momentos en que Rusia está en la mira de la clase política en Washington por su “hackeo” de los correos del Comité Nacional Demócrata y del presidente de la campaña de la demócrata, Hillary Clinton, para influir en el proceso electoral de EEUU.

Al igual que en las audiencias de confirmación del senador republicano, Jeff Sessions, para próximo fiscal general, activistas de grupos como “CodePink” interrumpieron la de Tillerson, por considerarlo no apto para el cargo.

 

Te recomendamos