Aprueban creación de comisión civil

Deberá proponer cambios para eliminar el uso excesivo de fuerza

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles aprobó ayer, de forma unánime, la creación de una comisión civil que vigile y proponga cambios para eliminar el uso excesivo de la fuerza aplicada a algunos presos en cárceles del condado.

“Debemos de recuperar la confianza pública sobre la forma en que se manejan las cárceles del condado. Este problema lo hemos visto desde hace mucho tiempo, hemos visto demasiados reportes, pero lo importante ahora es es saber cómo eliminar esa cultura agresiva de los oficiales “, reafirmó el supervisor por el distrito 3, Zev Yaroslavsky, durante la reunión del Concejo de supervisores.

Yaroslavsky y Mark Ridley-Thomas, supervisor por el distrito 2, propusieron crear una comisión independiente a la del consejero especial Merrick Bobb y la Oficina de Revisión Independiente, pero por petición de la supervisora del distrito 1, Gloria Molina, se incluirán algunas de las recomendaciones de Bobb.

Estas incluyen la instalación de cámaras de seguridad dentro de un periodo de 30 días. Así como eliminar el uso de de linternas que pueden ser usadas como armas , y además rotar a los oficiales custodios por lo menos cada 6 meses.

Al respecto, Floyd Hayhust de la Association for Los Ángeles Deputy Sheriffs (ALADS) pidió a la junta de supervisores “considerar no remover dicho instrumento de trabajo de los oficiales. Esto podría ponerlos en peligro. No debemos olvidar su seguridad tampoco”, dijo.

La comisión que planea darse a conocer el 1 de noviembre, deberá incluir una persona que represente a cada uno de los cinco supervisores de la junta. Uno de ellos, el supervisor Michael Antonovich ha anunciado que el juez Dickran Tevrizian Jr. lo representará en la comisión.

Al respecto, Peter Eliasberg, director legal de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), la organización encargada de solicitar dicha comisión, dijo a La Opinión “estaremos de acuerdo con las personas que elijan siempre y cuando tengan la experiencia en el tema, que la junta de supervisores se asegure de implementar las recomendaciones de la comisión y cuente con la total aceptación por parte del departamento del Sheriff.

“De no ser así seguiremos teniendo el mismo problema por otros 20 años”, enfatizó Eliasberg . Este señaló además que ACLU ha venido reportando estos abusos cometidos en las cárceles del condado ante la junta de supervisores desde hace un año y medio, sin obtener ninguna respuesta hasta ahora.

Una explicación a este problema, según lo expuesto por ALADS es “la falta de entrenamiento y disciplina adecuados entre los recién graduados de la academia de policía, que son a quienes generalmente se les da el trabajo de custodios en las cárceles”

La Junta de Supervisores planea discutir nuevamente este tema en dos semanas. Fecha en la que se espera que esta vez, el Sheriff Lee Baca sí este presente para dar su versión sobre esta nueva comisión.