Breves de Los Ángeles y California

Los vuelos de entrenamiento de un escuadrón de la Infantería de Marina fueron suspendidos luego de que dos pilotos murieran al estrellarse un helicóptero en Camp Pendleton.

Un portavoz de la tercera Escuadrilla de Aviones de la Marina dijo ayer que se suspendieron todos los vuelos innecesarios en la base del Sur de California, así como en la Estación Aérea Miramar de los Marines y en Yuma, Arizona.

El sargento Derek Carlson dijo que la paralización de los entrenamientos, que se espera continúe hasta el jueves, les da tiempo a los pilotos para revisar los procedimientos de seguridad y realizar un mantenimiento de rutina. Informó que las suspensiones ocurren de forma ocasional y en general no se deben a un único incidente.

Los pilotos que murieron en el accidente del lunes fueron identificados como el capitán Jeffrey Bland, de 37 años y oriundo de Champaign, Illinois, y el primer teniente Thomas Heitmann, de 27 años y nativo de Mendota, Illinois.

Accidente

Las autoridades informaron que seis personas resultaron heridas cuando una camioneta que transportaba 14 personas volcó en una carretera desolada en un desfiladero al norte del Condado de Los Ángeles.

Matt Levesque, inspector de bomberos del condado, dijo que la camioneta volcó en la tarde de ayer en el sitio donde se grababa una película en Santa Clarita. No sabía si los pasajeros de la camioneta participaban en la filmación de la película.

Dos personas fueron transportadas en helicóptero a un hospital para recibir tratamiento médico. Levesque dijo que se encontraban en estado moderado. Otras cuatro personas sufrieron lesiones leves.

Se continúa investigando la causa del accidente.

Autoridades municipales y residentes de San Bruno llevaron a cabo una emotiva ceremonia para rellenar el cráter que dejó la explosión mortal de la cañería de gas ocurrida el año pasado. El alcalde de San Bruno Jim Ruane echó ayer las primeras paladas de tierra en la enorme abertura para marcar el comienzo del proceso de reconstrucción. Docenas de residentes continuaron con la tarea.

El esfuerzo llega más de un año después de que la explosión desencadenara un incendio que provocó la muerte de ocho personas, lesionó a varias docenas y arrasó con 38 viviendas en el vecindario suburbano que mira hacia la Bahía de San Francisco.

Se programó que los contratistas que están trabajando con Pacific Gas & Electric Co. rellenaran la abertura horas más tarde, al tiempo que la empresa de servicios públicos trabajaba para dejar fuera de servicio la línea de transmisión de alta presión y restaurar el lugar de la explosión.

Asesinato suicidio

Los investigadores informan que un hombre del Sur de California con dificultades financieras aparentemente disparó y asesinó a su hermana enferma y a su perro antes de suicidarse en el hogar de Oceanside que compartían.

Los nombres del hombre de 56 años y la mujer de 52 no han sido divulgados debido a que aún se está contactando a los familiares.

El periódico San Diego Union-Tribune afirma que los hermanos tenían problemas financieros y vendieron la vivienda. Se suponía que debían mudarse antes del martes.

La mujer tenía una enfermedad renal y estaba en diálisis.

Leonard Mata, capitán de la policía de Oceanside, dijo que los agentes fueron a la vivienda porque el hombre no se presentó a una consulta médica. Los cuerpos del hombre y la mujer, y el labrador negro de la mujer, presentaban heridas de bala.