Campaña por $100 millones

Buscan ayudar a estudiantes de bajos recursos a obtener una buena educación

El exalcalde de Los Ángeles, Richard Riordan, anunció el lanzamiento de la “Campaña de legado por 100 millones de dólares” de la Catholic Education Foundation (CEF, en inglés) con sede en Los Ángeles. El objetivo de la campaña, que se llevará a cabo a lo largo de dos años, es animar a los seguidores de la fundación CEF a estipular disposiciones en sus fideicomisos o testamentos en favor de Catholic Education Foundation.

“Esta iniciativa garantizará el cumplimiento de la meta de la fundación CEF que es ayudar a los estudiantes con desventajas económicas a obtener una educación católica y brindarles la esperanza de convertirse en futuros líderes cívicos, empleados muy valorados y voluntarios de la comunidad”, señaló Riordan, presidente de Legacy Society de la CEF.

Un estudio recientemente realizado por LMU/LA Center for Catholic Education indica que los estudiantes que reciben apoyo de la fundación son los más vulnerables, están mejor preparados para la universidad que sus compañeros en escuelas equivalentes.

El impulso para la campaña fue generado por una donación de 11.3 millones de dólares recibida del fideicomiso de Frank y Blanche Seaver. Con la donación de Seaver se podrán cubrir al menos 600 matrículas adicionales.

Agregando así a las 7,300 becas ofrecidas actualmente por la fundación CEF”, señaló Kathleen Anderson, directora ejecutiva de la fundación CEF. “Sabemos que 27,000 estudiantes que asisten a nuestras escuelas católicas reúnen los requisitos para recibir nuestras becas, y debemos encontrar la forma de ayudarlos a todos”.

Riordan, que fue el presidente fundador de la fundación CEF en 1987 y continúa sirviendo como fideicomisario, anunció la “Campaña de legado por 100 millones de dólares” en una cena celebrada el viernes en su hogar en homenaje al Consejo Rector fundador de CEF, que se reunió para celebrar el comienzo del 25º año de vida de la fundación. Desde su inicio, la fundación CEF ha otorgado, a través de la Arquidiócesis de Los Ángeles, más de 120,000 becas a estudiantes del pre-kindergarten al 12º grado que asisten a escuelas católicas.

A la cena asistió el nuevo arzobispo del Sur de California, José H. Gómez, quien observó que “las escuelas católicas tienen un gran impacto no solo en las familias católicas de nuestra zona sino en toda la comunidad de Los Ángeles. Transformar a los estudiantes jóvenes en personas bien formadas y ciudadanos responsables hace que la fundación CEF sea un importante contribuyente para nuestro futuro”.

El cardinal Roger Mahony, presidente fundador de la fundación CEF, que fue quien aceptó inicialmente la donación de Seaver en nombre de CEF señala, “Me da mucho gusto saber del éxito de los estudiantes de la fundación CEF y del impacto que hoy tiene esta fundación que comenzó hace 24 años. La fundación CEF les ofrece a las familias más desatendidas de Los Ángeles la opción de alcanzar sus sueños educativos en una escuela católica”, afirma el cardinal Mahony, que ahora es parte del Consejo Rector de la fundación.