CIT College cierra de manera sorpresiva

Estudiantes se quedan en la calle y nadie les sabe dar razón

A sus 42 años y con una gran ilusión de mejorar su vida profesional, Maricarmen Soto comenzó en mayo de este año sus estudios de Asistente Dental en la escuela técnica CIT College en Los Ángeles, sin imaginarse que con ello perdería su tiempo, su dinero y la ilusión de poder forjar una mejor vida para ella y para sus hijas.

“Es muy triste lo que me está pasando, no solo a mi sino a todos mis compañeros de la escuela, que no comprábamos ni un café con tal de ahorrar y poder pagar nuestros estudios”, dijo Soto a La Opinión, mientras su voz se quebraba por el llanto que le provoca la frustración de ver sus sueños cortados abruptamente.

Y es que hasta el jueves de la semana pasada ella y los otros estudiantes de este colegio que ofrecía estudios técnicos en el campo médico, acudían a clases. Pero el viernes por la mañana, cuando regresaron a clases, se encontraron con las puertas de la escuela cerradas permanentemente.

“Nos entregaron un sobre con documentos y una hoja con números de teléfono a los cuales llamar para obtener mas información y nada más”, recuerda Soto.

A pesar de los intentos que hicieron los estudiantes por obtener una explicación por parte de la administración de la escuela, al día de hoy ha sido imposible.

Este diario se encontró con esta única explicación por parte de CIT College: “este es un negocio como cualquier otro y ya no es rentable, por eso estamos cerrando”, dijo de forma agresiva un empleado del colegio, quien no quiso identificarse.

Después de obtener un préstamo por $12,000 mil dolares y de pagar $110 dólares mensuales, Soto y sus compañeros esperan recuperar algo de las colegiaturas que pagaron a esa escuela.

“El último préstamo que obtuve del gobierno fue por $5,500, que ya había pagado a la escuela y ahora no se si el gobierno me va a cobrar a mi ese dinero”, comentó la estudiante y madre de dos hijas.

Con esa incertidumbre de no saber si podrán recuperar el dinero, ahora los estudiantes enfrentan algo peor.

“Hemos ido a dos escuelas y nos han dicho que tenemos que empezar de cero, desde el principio otra vez porque no nos pueden revalidar las clases que ya habíamos tomado”, manifestó Soto y es entonces cuando ya no puede contener el llanto. “Yo mantenía un 100% en todas mis clases y fue puro tiempo perdido”, expresó.

La estudiante señaló que ya había irregularidades y maltrato a los estudiantes por parte de la administración de la escuela desde hacia algún tiempo, en particular de la encargada de la oficina , de nombre Mary Gray Galván.

CIT contaba con otro campus en la ciudad de Anaheim, el cual también cerro sus puertas.

La oficina del Departamento de Educación de California informó que este tipo de colegios técnicos privados se encuentran bajo la jurisdicción del Bureau for Private Postsecondary Education, el cual cuenta con un departamento de regulación al que se pueden reportar casos como este.

Para más información se puede llamar al 1-888-370-7589 o en internet visitando el sitio web: www. bppe.ca.gov.

Al cierre de esta edición no se pudo obtener declaración al respecto por parte de esta oficina.