Come bien; vive mejor

Alimentos para la vista cansada

A medida que la edad avanza, la mayoría de las personas tienen dificultad para ver de cerca debido a que el cristalino del ojo se hace menos elástico. A esto se le conoce como vista cansada.

En algunos casos es progresiva y en ciertos casos, dependiendo de la severidad y la edad de la persona, es irreversible.

Daniel Rodríguez, de 51 años, residente de Los Ángeles, envió un email preguntando qué alimentos pueden ayudarle a aminorar o a aliviar este problema.

Hay varias vitaminas que pueden ayudar, pero antes de que corra a la tienda a comprarlas, recuerde que la comida es su mejor aliada, y que es la mejor forma de obtenerlas.

La zanahoria, las espinacas, el tomate y los vegetales verdes contienen vitamina A, que es crucial para la vista.

También los alimentos con vitamina E como la manzana, el aguacate, la ciruela, el melón, el plátano y los espárragos pueden ayudar a darle elasticidad a los músculos de los ojos.

Comer cítricos, hojas verdes, col cruda y tomates son muy recomendados por que contienen vitamina C, al igual que vitamina B12, que se encuentra en los granos integrales.

Cuando pienses en vitaminas, opta por el alimento que la contiene y consúmelo en su forma natural. Es preferible comer una manzana que tomar jugo de manzana.

Es mejor comer hojas verdes como lechuga sin aderezo que agregarle grasas. Al cocinar vegetales trata de agregarle sabor con hierbas o chiles en lugar de aceites o productos derivados de animales.

Además de la comida, los ejercicios de respiración profunda pueden ser muy benéficos.

La respiración profunda consiste en sentarse cómodamente en una silla, relajar los brazos y las piernas, aspirar lentamente por la nariz hasta llenar de aire los pulmones y sostener la respiración mientras se cuenta hasta 10. Luego expirar lentamente a través de la nariz y contar hasta 10 antes de volver a aspirar.

Muchas personas se benefician si hacen estos ejercicios de respiración por lo menos dos veces al día, unos 15 minutos cada vez.

Es importante que mientras hace estos ejercicios se concentre en la respiración y evite cualquier otro pensamiento. De esta forma reducirá el estrés, se sentirá mejor y su visión puede mejorar.

Recuerde lo que decía el padre de la medicina, Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina”.