Consulta migratoria en LA

Esta semana contesto preguntas de lectores. Cada caso es distinto y las respuestas varían dependiendo del historial migratorio de cada persona y otros factores. Aquí respondo de forma general a sus dudas. Por favor consulten con un abogado para recibir asesoría legal personalizada.

Mi hermana de 63 años está solicitando la ciudadanía norteamericana. Ha tomado el examen dos veces, pero lamentablemente, a pesar de haber tomado clases de inglés, se puso nerviosa y no la aprobaron. ¿Es posible que pueda tomar el examen de la ciudadanía en español? Pablo A.

Por lo general, una persona que desea obtener la ciudadanía norteamericana debe tomar un examen escrito y oral para demostrar que tiene conocimientos básicos de inglés y de la historia y gobierno de los Estados Unidos. Si un solicitante reprueba los exámenes de inglés y de cívica, podrá tomar nuevamente el examen dentro de los 90 días.

Existen algunas excepciones a estos requisitos.

Por ejemplo, en el caso de personas que se hicieron residentes por medio de la amnistía, como ya se cumplieron los requisitos, no tienen que tomar los exámenes.

El requisito del inglés no aplica para personas mayores de 50 años que han vivido en los EE.UU. por más de 20 años como residentes permanentes, ni para personas mayores de 55 años que han vivido por más de 15 años en los EE.UU. como residentes permanentes.

También se dan consideraciones especiales con respecto al conocimiento cívico a personas mayores de 65 años que han vivido más de 20 años como residentes permanentes. Solo se le hacen 10 preguntas sobre historia y gobierno de los EE.UU. en el idioma materno de la persona. Para aprobar el examen solo necesita responder correctamente a seis de las preguntas.

Personas discapacitadas física o mentalmente están exentos de los requisitos del idioma y conocimientos cívicos. En este grupo se incluyen a personas que sufren de Alzheimer’s, mal de Parkinson, demencia y otras enfermedades similares. Un especialista debe llenar un formulario que certifique la discapacidad de la persona para entregarlo junto con su solicitud de ciudadanía. Aún así, el solicitante debe cumplir con los requisitos de buena conducta moral, residencia y juramentación. Si la persona no está capacitada para entender o comunicar el significado del juramento, puede ser exento de tener que hacerlo.

Para más información, lea mi blog

http://www.InmigracionHoy.net.

El Dr. Nelson A. Castillo es abogado de inmigración y ex Presidente de la Asociación Nacional de Abogados Hispanos.

Envíe sus preguntas a consultamigratoria@laopinion.com.