Dan el permiso a camión mexicano

Será el primero que podrá llevar carga internacional en territorio de EEUU

WASHINGTON, D.C.- Luego de 16 años de espera, el primer camión mexicano consiguió ayer el permiso estadounidense para circular por las carreteras de todo el país. Una inmensa deuda pendiente en la agenda bilateral de los países.

La Secretaría de Economía indicó que la empresa camionera mexicana de Monterrey, Transportes Olympic, recibió el primer permiso para transportar carga internacional más allá de la zona comercial fronteriza del país, emitido por la Administración Federal para la Seguridad Vehicular (FMCSA).

El gobierno mexicano definió este paso como “esencial” para la creación de empleo el restablecimiento de la competitividad, propios de la relación comercial entre ambas naciones.

Hasta ahora, a pesar de lo acordado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) en 1994, los camiones mexicanos no habían podido transitar más de 40 kilómetros desde la frontera.

“Como resultado México suspenderá las tarifas de represalia en 99 productos estadounidenses que el país se vio forzado a imponer, luego que el programa piloto de camiones perdiera su financiamiento en 2009”, especificó en una declaración la embajada de México en Washington.

En el contexto del nuevo programa, tres compañías de camiones de carga de Estados Unidos -Plastic Express de California, A&R Transport Inc. de Illinois y Stage Coach Cartage & Distribution LP de Texas- ya cuentan con permisos para atravesar el territorio mexicano.

“La obstaculización del programa era un elemento irritante de la relación bilateral. Quita un problema que ha minado el acercamiento”, aseguró Andrew Selee, director del Intituto México de Woodrow Wilson Center.

“Creo que no es coincidencia que esto venga justo después de la aprobación de los tres tratados de libre comercio.Hemos visto un intento de la Administración por agilizar cuestiones de comercio, como parte de la estrategia para salir de la crisis actual”, agregó.

En julio pasado, ambos países firmaron un memorándum de entendimiento, que formalizó el acuerdo celebrado en marzo por los presidentes Barack Obama y Felipe Calderón, para el ingreso de camiones mexicanos a las carreteras estadounidenses.

Los conductores podrán operar inicialmente con un permiso provisional de 18 meses, otorgado por FMCSA. Luego serán evaluados, tras lo cual podrán recibir un permiso permanente.

Hasta finales de 2012, los transportistas serán sometidos a tres fases de revisión. La primera se inició con la ratificación de permisos necesarios, verificación del cumplimiento de las normas de seguridad y medioambiente impuestas en el acuerdo.

La segunda consta de dos inspecciones para regular el flujo y operaciones, mientras que en la tercera se dará la autorización definitiva.

La semana pasada, el director de la oficina de cumplimiento del Departamento de Transporte, Bill Quade, dijo que esperaba llegar a 4,100 inspecciones de seguridad para medir en un 2% la tasa de cumplimiento de los transportistas mexicanos respecto a la de los estadounidenses.

El comercio anual entre México y Estados Unidos llega a 400 mil millones de dólares anuales, de los cuales un 70% se transporta a través de camiones.