Defensa prepara contraofensiva

Una nueva fase en juicio del médico personal de Michael Jackson

El juicio del médico personal de Michael Jackson entrará en una nueva fase esta semana, en la que los abogados del médico intentarán contrarrestar tres semanas de testimonios perjudiciales y tratarán de demostrar que el cantante de alguna manera causó su propia muerte.

Los abogados del Dr. Conrad Murray han dicho al jurado que el caso de homicidio involuntario dependerá de la explicación científica de qué mató a Jackson en junio de 2009. Llamarán a sus propios expertos para responder a los testigos de la fiscalía, que en repetidas ocasiones dijeron al panel que Murray fue imprudente y excedió los límites de la medicina cuando administró el anestésico propofol para ayudar a Jackson a dormir.

El cardiólogo, con sede en Houston, se ha declarado no culpable y sus abogados siguen manteniendo que Jackson de alguna manera se dio la dosis letal de medicamentos. Han abandonado la teoría de que Jackson murió después de ingerir el propofol, pero ahora sostienen que murió después de tomar varias píldoras del sedante lorazepam y, posiblemente, darse una inyección de propofol después de Murray abandonó la habitación del cantante.

Antes de que la defensa presente su caso -que se espera que conste de 15 testigos y continúe hasta finales del mes-, tendrá que lidiar con el último testigo del gobierno, el Dr. Steven Shafer. El investigador y profesor de la Universidad de Columbia ayudó a escribir las advertencias y las instrucciones incluidas con cada frasco de propofol – advertencias que un fiscal dijo en las declaraciones de apertura que Murray ignoró.

El abogado defensor NaregGourjian se negó a decir el viernes a quién llamaría a testificar el equipo de Murray, pero le dijo al juez que incluiría a agentes de policía, expertos y algunos testigos que declararían sobre la buena reputación del médico. No se le preguntó, ni él mencionó, si Murray sería testigo en su propia defensa.

Parece poco probable que Murray declare. Los miembros del jurado ya han escuchado la entrevista de más de dos horas en la que expuso su versión de los hechos antes de la muerte de Jackson a un detective que reconoce que no llevaba a cabo un interrogatorio.

Si Murray sube al estrado, sin duda los fiscales le preguntarán, por ejemplo, por qué nunca le dijo a los paramédicos o médicos de la sala de emergencia que le había dado propofol a Jackson; por qué nunca le dijo a la policía que estuvo en el teléfono durante largo rato en la mañana que Jackson murió, y por qué grabó al cantante cuando tenía sus capacidades afectadas, hablando con dificultad sobre sus planes para un hospital infantil y sobre dejar un legado mayor que los alcanzados por Elvis Presley o Los Beatles.

En su declaración inicial al jurado, el principal abogado defensor Ed Chernoff dijo que el equipo de Murray trataría de responder a dos preguntas fundamentales:

“En primer lugar, cómo llegó Michael Jackson a ese punto, ese punto de desesperación”, dijo Chernoff. “Y en segundo lugar, qué sucedió cuando el Dr. Murray estaba fuera de la habitación”.

Testigos de la fiscalía han reconocido que solamente Jackson y Murray saben lo que realmente sucedió, pero dos expertos médicos testificaron la semana pasada que Murray fue responsable de negligencia grave.

Incluso si Jackson fue de alguna manera capaz de darse la medicación después de que Murray salió de la habitación, el médico debería haber estado controlando muy de cerca al cantante y nunca debió haber dejado ningún medicamento al alcance, dijeron los médicos.

EllynGarofalo, quien el año pasado logró la absolución para uno de los médicos de Anna Nicole Smith acusado de prescribir equivocadamente medicamentos para el dolor, dijo que el equipo de Murray debe centrarse en los testimonios de sus expertos y no empezar a llamar a testigos que hablen de la buena reputación del médico.

“Si empiezan a llamar a ese tipo de testigos, no tienen mucha fe en su defensa”, dijo.

Dijo que los expertos deberían ser capaces de mostrar que el caso no es tan simple como los fiscales han asegurado, y que está lleno de “todo tipo de tonos de gris”.

Los abogados de Murray también deben tratar de argumentar que los fiscales no deben criticar decisiones médicas después de conocer qué sucedió. “¿Realmente queremos que la fiscalía tome decisiones médicas por los médicos?”, preguntó.

El caso de Murray, señaló, difiere en un aspecto importante de la causa contra su cliente, quien nunca fue acusado de causar la muerte de Smith.

Garofalo dijo que el caso de Murray será más difícil de ganar, y los fiscales hasta ahora han hecho un buen trabajo para mostrar que el médico no debería haber dado a Jackson propofol como ayuda para dormir en el dormitorio de la superestrella.