Dos muertos al caer un helicóptero en DF

Nave cayó en una nutrida avenida de Ciudad de México; quedaron 2 heridos

MÉXICO, D. F. (EFE).— Un helicóptero al servicio de autoridades civiles de México se desplomó ayer en una concurrida avenida del sur de esta capital y causó dos muertos y dos heridos, informaron fuentes oficiales.

El aparato, que cayó en el sector de Coyoacán, provocó la muerte del piloto Juan Esteban Rodríguez y de Julio César Macerano, asistente del secretario de Desarrollo Metropolitano del Estado central de México, Fernando Alberto García Cuevas, quien también viajaba en el helicóptero.

Además, causó lesiones a García Cuevas y a Juan Manuel Ramírez, copiloto del helicóptero, un Agusta con capacidad para unas ocho personas, que había salido de Ciudad Nezahualcóyotl, en el oriente del Estado de México, con rumbo a Toluca, la capital estatal.

Ambos fueron trasladados a un hospital del sur de la capital mexicana, donde se encuentran en situación estable, mientras que los cuerpos de las víctimas fatales fueron retirados del aparato siniestrado.

En declaraciones a la emisora Radio Fórmula, el fiscal del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, explicó que el aparato impactó contra un poste y después se proyectó contra la barda de una casa en cuyo interior había varias personas al momento del accidente, ninguna de las cuales resultó lesionada.

La maniobra del piloto, que permitió que la parte frontal de la aeronave cayera dentro del inmueble, evitó “que la colisión fuera mayor”, comentó.

El impacto provocó una fractura en el muro y daños “no muy cuantiosos” a tres vehículos que fueron golpeados por las aspas, apuntó Mancera, quien señaló que ya establecieron contacto con los dueños de la casa y de los automóviles afectados.

Además, explicó que tras el accidente se estableció un cordón de seguridad como “método de contención” ante la posibilidad de una explosión, que nunca ocurrió.

En una rueda de prensa, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, dijo estar “muy consternado” por la tragedia y anunció que su administración asumirá todos los daños causados por la colisión.

Señaló que aún desconocen las causas del accidente y que deben esperar los resultados de los peritajes correspondientes, al tiempo que ordenó una revisión de las aeronaves del gobierno, así como de los protocolos de operación.