EEUU despide a los cubanos

Los caribeños, eternos campeones del beisbol, son derrotados 12-10

GUADALAJARA, México (EFE).- Estados Unidos dio ayer la sorpresa del torneo de béisbol de los Juegos Panamericanos, al vencer 12-10 a Cuba, eliminarlo, y quebrar así una racha triunfante de los caribeños, monarcas del continente desde el año 1971.

Los estadounidenses desplegaron un furioso ataque en la primera mitad del encuentro en la que armaron un ramillete de 12 anotaciones, y ahí decidieron el duelo.

Recuperados luego de caer ante México en preliminares, los norteamericanos se pusieron adelante con un ramillete de cinco carreras en el segundo acto, dos empujadas por sencillo de James Gosewich, y tomaron ventaja de 7-0 en el tercero con un doble de dos anotaciones de James Gallaguer.

Cuba, subcampeón mundial, reaccionó con sus dos primeras carreras en el tercer capítulo, una fletada con hit de Frederich Cepeda y otra con una rola de Alfredo Despaigne, sin embargo, los norteamericanos volvieron a explotar al ataque.

Fue en el cuarto capítulo en el que hicieron cinco carreras más, dos impulsadas por doble de Jordy Mercer, con lo que pusieron marcador de 12-2 con el que hubieran ganado por amplia superioridad (KO) si hubieran llegado así al séptimo.

Sin embargo, Cuba comenzó a reaccionar poco a poco, en el cuarto anotó dos con jonrón de Rudy Reyes, en el sexto dos más, una empujada por hit de Erisbel Arruebarruena, y en el octavo, tres, dos de ellas con un doble de Fredereich Cepeda.

Los cubanos parecían en condiciones de revertir la situación, pero el relevista Scott Paterson ponchó a Yosvani Alarcón en el octavo con la carrera del empate en bases y dominó el noveno episodio para asegurar el triunfo de Estados Unidos, que ganó el beisbol de los Panamericanos por última vez en 1967.

Hoy, en la otra semifinal, México perdía contra Canadá por 5-3 al cierre de esta edición. El ganador de este partido disputará la final hoy ante Estados Unidos, y el derrotado el bronce contra Cuba.