El derecho de lactar

Madres e hijos se reúnen en parque para promover práctica saludable

Es un proceso natural. Amamantar, dar pecho o lactar; no importa como se refiera uno al hecho de alimentar a un bebé con leche materna, lo que es importante para muchas madres es todo lo que eso les permite ofrecer a sus hijos dentro de ese proceso natural tan especial.

Por eso madres como Rocío Cruz, cargando a su pequeño hijo de cuatro meses, no dudó en amamantarlo en público de la manera más natural.

“Lo he hecho con mis tres hijos, es algo muy bonito y los ha ayudado a crecer muy sanos. Los previene de enfermedades”, expresó Cruz.

Ni la música, ni los flashes de las cámaras fotográficas, ni las decenas de asistentes lograron perturbar el momento de lactancia de Cruz y otra docena de madres con su hijos, al mediodía de ayer, en el parque North Hollywood de Los Ángeles. Participaban en el concurso anual “Reto de lactancia”, donde se buscaba establecer un récord de mayor número de madres amamantando a la misma vez. Colocadas bajo una carpa que las protegía del sol, las madres fueron ejemplo para promover los beneficios de la lactancia y ayudar mejorar la percepción de esta práctica.

Los enormes beneficios de dar pecho van desde nutritivos y psicológicos hasta económicos. Pero el más práctico de todos puede ser “que no hay que comprar biberones y mucho menos estar lavándolos a cada rato”, expresó Carolina Villanueva mientras daba pecho a su pequeña de nueve meses de edad, Madison.

“Además de los más de 300 diferentes nutrientes que contiene la leche materna. Esta comprobado que la lactancia previene que los niños presenten problemas de obesidad en el trayecto de su vida”, compartió Peggy Zherdev, supervisora de lactancia del programa de ayuda para madres e infantes WIC para la Northeast Valley Health Corporation.

“En California, la práctica de lactancia ha ido creciendo, especialmente entre las madres que usan los servicios de WIC”, aseguró Zherdev.

Dicho incremento coincide con la difícil situación económica actual por la que atraviesan muchas familias. Por lo que hoy más que nunca, “es conveniente para las madres que tienen bebes y que están en casa porque no tienen empleo poder amamantar a sus hijos”, sostuvo Zherdev.

“UNICEF y la Organización Mundial de la Salud han creado una iniciativa global con 10 pasos para promover y apoyar la lactancia”, indicó Karen Peters, directora ejecutiva de la organización Breastfeeding Task Force, que promueve esta práctica en el área de Los Ángeles.

En los EEUU la aceptación colectiva de lactar aún enfrenta, “la intolerancia de aceptar ver a una madre amamantando en público y el hecho de que las madres no conocen bien sus derechos en su lugar de trabajo”, resaltó Peters.

Los derechos que apoyan esta práctica natural entre madres e hijos en el estado de California y por decreto federal permiten que una madre pueda tener un tiempo de descanso razonable para lactancia durante su jornada de trabajo hasta por un año. Así como un lugar apropiado, ya sea para lactancia o para sacar y almacenar su leche materna.

En cuanto a lactar en público, la madre puede hacerlo en cualquier lugar donde sea permitida la presencia de mujeres y niños.

Existen una gran variedad de organizaciones del estado como WIC, clínicas y hospitales que proveen apoyo para las madres que desean amamantar a sus recién nacidos.