Federales cierran dispensarios

Municipalidades reciben ayuda del Departamento de Justicia de EEUU

LAKE FOREST, California

Una carta de fiscales federales logró lo que casi 600,000 dólares de honorarios legales no pudieron hacer en este vecindario suburbano del Condado de Orange: cerró los comercios de marihuana con fines medicinales.

Dos semanas después de que los cuatro fiscales federales de California anunciaran que estaban tomando medidas contra docenas de operaciones ilegales de cultivo y venta de marihuana medicinal en todo el estado, ocho colectivos que ocupaban el segundo piso de un pequeño centro comercial en Lake Forest cerraron.

En el Distrito Central de California, que se extiende desde el Condado de Santa Bárbara hasta el de San Bernardino, muchas de las 38 clínicas cerraron debido a que a los propietarios, amenazados con recibir cargos penales o la incautación de sus bienes, se les proporcionó 14 días para desalojar a sus clientes, un período que finalizaba el viernes. Otros distritos de California otorgaron más tiempo a los dispensarios de marihuana para cumplir.

Algunas comunidades más pequeñas de California como Lake Forest han estado luchando durante los últimos años por regular las clínicas, mientras que otras también han prohibido las tiendas de marihuana. Ciudades como Los Ángeles y San José han intentado hacer controles en una gran cantidad de colectivos que han aparecido. La lucha les ha costado a las municipalidades locales millones de dólares en honorarios legales puesto que el problema ha pasado de las municipalidades a las salas de tribunales.

Frustradas y cansadas de que los colectivos de marihuana violen la ley, las ciudades solicitaron ayuda al gobierno federal.

La reciente medida ha generado una reacción negativa de los defensores de la marihuana que aseguran que los colectivos se encuentran protegidos por la ley de California, que permite que la droga se cultive y se suministre a persona enfermas sin fines de lucro. Las autoridades estatales responden que las clínicas son empresas comerciales que operan bajo la apariencia de estar ayudando a los enfermos. La marihuana continúa siendo ilegal conforme a la ley federal.

Para respaldar su argumento de que las tiendas eran pantallas para el tráfico ilegal de drogas, las autoridades federales ofrecieron una lista de ejemplos, incluyendo productores experimentados que cultivaban marihuana para una clínica en Los Ángeles que enviaba 700 libras de marihuana hacia fuera del estado cada mes.

La mayoría de los establecimientos que recibieron cartas de los fiscales fueron dispensarios pequeños. El grupo de Lake Forest se destacó porque ocho clínicas se encontraban alineadas en un edificio frente a un kindergarten y una escuela preescolar.

El pequeño centro comercial también alberga un pequeño supermercado, una casa de masajes y al menos dos consultorios dentales.

El dentista Pankaj Narkhede dijo que todas las semanas perdía algunos pacientes nuevos cuando descubrían que su consultorio se encontraba debajo de una fila de dispensarios en la planta superior.

El estacionamiento generalmente se encuentra completo, se han generado disturbios y Narkhede dijo que ha visto a adolescentes fumar frente a una tienda que abrió después de que estableció él consultorio. Mudarse no es una opción, dice Narkhede, porque es demasiado costoso, por lo que tiene que observar el flujo constante de tránsito de peatones esperando que algo cambie.

“Si se quiere mejorar la zona, tener esto en la planta alta no va a ayudar”, indicó. “Es un lugar equivocado para algo equivocado”.

En Lake Forest, una ciudad de aproximadamente 75,000 personas, los dispensarios comenzaron a aparecer hace dos años, casi al mismo tiempo en que las autoridades federales indicaron que no tomarían medidas agresivas contra aquellos que cumplieran con la ley en los 16 estados donde es legal la marihuana para uso medicinal. Las clínicas de marihuana no están permitidas en Lake Forest según el código municipal, que prohíbe los negocios que violen la ley estatal o federal.

En mayo, Scott Smith, el procurador de la ciudad, envió una carta al fiscal federal Andre Birotte para solicitarle ayuda debido a que muchos de las docenas de dispensarios no estaban cumpliendo con las medidas de zonificación que intentaban cerrarlas y les había costado al municipio casi 600,000 dólares de honorarios legales.

“En estos casos no hemos conseguido nada más que desacato” por parte de los dispensarios, dijo Smith. “Han estado notificados durante un largo tiempo. Ha sido bastante patente su desprecio por el cumplimiento de la ley”.

Una demanda de confiscación presentada por los fiscales federales contra el propietario del edificio que albergaba como inquilinos a los ocho dispensarios indicaba que dos de los funcionarios del colectivo habían sido arrestados por cargos relacionados con drogas; uno de ellos fue procesado.

El abogado Vincent Howard, que representa a dos de los colectivos de marihuana de Lake Forest, dijo que sus dos clientes cerraron sus puertas tras la medida del gobierno federal. Dijo que las municipalidades como Lake Forest necesitan mejores normas para no tener problemas con la proliferación.

“Su posición es que no los quieren aquí”, dijo Howard con respecto a las autoridades de Lake Forest. “No creo que puedan prohibir un negocio que el estado de California considera legal”.

Pero un cambio de dirección del Departamento de Justicia de EEUU puso en la mira a los dispensarios con un memorándum de políticas emitido este verano en donde se señalaba que éstos podrían enfrentar procesamientos conforme a las leyes federales de drogas y lavado de dinero.

“Estamos observando una violación total de las leyes estatales y federales por parte de algunas personas que participan de la industria”, afirmó Thom Mrozek, portavoz de la oficina del fiscal federal en Los Ángeles. “Hay enormes cantidades de dinero en esta industria. Nuestra postura es que esto vaya más allá de simplemente pagar un alquiler y cultivar marihuana.

Seis personas fueron procesadas este mes por cargos federales que los acusaban de traficar unas 700 libras de marihuana mensualmente desde un colectivo clausurado en North Hollywood que supuestamente obtenía 15 millones de dólares de ganancias. Una clínica que ahora ocupa las mismas instalaciones fue allanada hace dos semanas cuando los agentes federales encontraron a dos adolescentes de 16 años fumando marihuana dentro de la tienda.

En Dana Point, un poblado costero del Condado Orange, el abogado de la ciudad Patrick Munoz dijo que los dispensarios eran “máquinas gigantes de hacer dinero” y que obtenían unos 12,000 dólares por día.

A través de una serie de medidas legales, Dana Point pudo cerrar siete clínicas y un juez adjudicó 7 millones de dólares en multas civiles contra algunas de las tiendas, e indicó que no se estaba cumpliendo con la ley estatal que establece que los dispensarios no pueden vender marihuana con fines de lucro.

“No hubo esfuerzos por asegurarse de que solo las personas enfermas obtuvieran acceso a la marihuana con fines medicinales, indicó Munoz. “Estas personas tomaron las leyes como una broma”.

En Murrieta, una ciudad al suroeste del Condado de Riverside, el jefe de policía Mike Baray también solicitó la ayuda de Birotte luego de que un colectivo abriera en julio, a pesar de que una ordenanza local prohibía tales negocios. La policía informó que se realizaron robos al colectivo en la misma semana en que abrió y que algunos clientes habían sido robados. El colectivo, que recibió una carta de fiscales federales, ha cerrado desde entonces.

El abogado David Welch, que representa a tres de los dispensarios de Lake Forest que cerraron desde que se envió la carta, dijo que todos los colectivos de la ciudad recibieron una carta de advertencia que no deja claro a quién se están dirigiendo.

“Parece que no hay nada que determine qué es una gran operación y quién está obteniendo ganancias”, indicó Welch. “Creo que el principal objetivo de esta táctica es convencer o asustar a los propietarios para que no alquilen sus propiedades a colectivos de marihuana con fines medicinales”.

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain