Gobernador dice: ‘Sonora es seguro’

Sonora es un estado rodeado por tres de los más violentados de México como son Sinaloa, Chihuahua y Baja California, que tiene una frontera por donde cruza la mayor cantidad de droga hacia Estados Unidos y que su vecino del norte ha aplicado las políticas más antiinmigrantes.

Sin embargo, para Guillermo Padrés Elías, quien tiene dos años como gobernador, se trata de un estado tranquilo.

“Es el estado fronterizo más seguro de México, es un estado en el que nos dedicamos a trabajar”, dijo en entrevista para La Opinión.

“No tenemos ningún indicio, ningún reporte donde haya ese tipo de actividad”, dijo Padrés respecto a la delincuencia organizada.

El político panista de 42 años de edad, reconoció que en Sonora ha habido episodios de violencia, pero recalcó: “Las personas que han tenido problemas es quienes se dedican al mal”.

De visita por Los Ángeles para acudir al primer cargamento de exportación de la empresa Aceite Oléico de Navojoa, Guillermo Padrés aprovechó para reunirse con la comunidad sonorense y pedirles que promuevan el estado, así como impulsar el Programa 3 x 1.

La visita a California no obedece a que las relaciones con Arizona sean tensas por la política antiinmigrante que estableció la gobernadora Jan Brewer.

“No, venimos por más territorio, hay que cubrir más terreno”, comentó el gobernador. “Queremos estrechar las relaciones con California, porque sabemos que es un mercado muy fuerte y atractivo para los productores de Sonora, un estado al que mandamos mucha hortaliza, productos del mar y carne”.

En su visita, el gobernador Padrés se reunió con empresarios del ramo aeroespacial, ya que en el estado norteño de Sonora hay aproximadamente 50 plantas dedicadas a esa industria.

“Es una empresa que ya está instalada y que tiene proyectos de expansión, y otra que tiene interés de ir a Sonora en componentes aeroespaciales, ese es el tipo de promoción que estamos haciendo”, mencionó.

Aseguró que a pesar de las políticas discriminatorias de Arizona como al SB 1070, no hay una ruptura porque ambos estados tienen una relación histórica y familiar, y una dependencia económica.

“Tenemos una relación que difícilmente se va a acabar con alguna política pública que dictemos cualquier gobierno de un lado o del otro, tenemos muchas cosas en común y sobre esas trabajamos todos los días”, comentó.

En Puerto Peñasco y San Carlos, dijo, muchos estadounidenses tiene su segunda casa, además que el puerto de Guaymas es utilizado por las compañías mineras de Arizona para exportar sus metales.

El mandatario sonorense dijo que sus paisanos tienen todas las garantías de seguridad para visitar el estado y desarrollar ahí inversiones de negocios sin temor a que sean víctimas de la delincuencia.

Según datos del gobierno estadounidense, es por la frontera de Sonora-Arizona por donde actualmente está cruzando la mayor cantidad de droga y armas.

No obstante, de todos los estados norteños de México, Sonora es considerado el más seguro y con niveles de violencia muy por debajo de los que padecen Tamaulipas, Nuevo León o Coahuila, donde el grupo criminal de Los Zetas es protagonista de una sanguinaria guerra.

– ¿A qué se debe?, se le preguntó al gobernador Padrés.

“Tenemos una estrecha relación y colaboración con el presidente Calderón, trabajamos de la mano con el Ejército, hay confianza, con la Armada y la Policía Federal, trabajamos como un sólo equipo y con un mismo mando, cuando se trabaja por separado no se tiene la efectividad que se requiere, y lo mismo está pasando en Baja California, donde está bajando el crimen y ha mejorado mucho lo que ha pasado en el tema de seguridad”, respondió.