Hay reforma en Long Beach

Policías contribuirán más a pensiones

Una reforma hecha esta semana al fondo de pensiones de los agentes del Departamento de Policía de Long Beach, podría ahorrar cerca de 6.1 millones de dólares anuales a la ciudad portuaria y evitar nuevos recortes de personal.

Dicha reforma llega luego de que el departamento policial tuviera que reducir su personal en casi 30 plazas para cerrar un déficit presupuestario de más de 20 millones de la ciudad.

El alcalde Bob Foster dijo a La Opinión que el Concejo aprobó extender el contrato policial a dos años más de lo previsto, del 2014 al 2016, para poder incluir las reformas que obligará a los agentes a pagar más en sus contribuciones de retiro.

Desde el 1 de octubre, los miembros del Sindicato de Policías de Long Beach (LBPOA) ya no solo contribuirán con el 2 por ciento, sino con un 9 por ciento a las contribuciones de su retiro.

Foster predijo que para el 2022 la ciudad se habrá ahorrado unos 69 millones de dólares con esa medida.

“Este es un gran acuerdo entre nosotros y creo que es sin precedentes en todo California”, acotó Foster. “Si todos los departamentos [de la ciudad] hicieran concesiones como estas, tendríamos un superávit financiero para el 2014”.

Bajo el acuerdo la ciudad deberá gastar 1.6 millones de dólares en adelantos a los miembros del sindicato este año y realizar un aumento del 8 por ciento en su salario para el 2012. Adicionalmente 1 millón de dólares extras será destinado para prevenir los posibles despidos del 2012.

La ciudad que inicialmente se negó a usar un fondo de recolección de impuestos de petróleo, usará finalmente parte de este dinero para cubrir los gastos descritos anteriormente.

Según Steve James, presidente del LBPOA, con este acuerdo se espera que la ciudad pueda iniciar nuevamente las contrataciones en la Academia de Policía, que por los últimos cuatro años ha estado sin funcionamiento.

Actualmente existen 865 posiciones de agentes juramentados en el departamento. Se espera que se reinicien las contrataciones próximamente, ya que el acuerdo incluye una nueva fórmula de contribución para nuevos agentes.

Los agentes nuevos o re contratados recibirán una compensación del 60 por ciento de su salario al retiro, que contrasta con el 90 por ciento de salario que reciben los beneficiarios actuales.