Huracán causa muertes

Depresión tropical provocó constantes precipitaciones en toda la región

MANZANILLO, México .- El huracán Jova azotó el miércoles las costas mexicanas en el Pacífico con fuerza de categoría dos, mató a dos personas y dejó a otras seis con heridas, mientras que una depresión tropical que golpeó más al sur desencadenó constantes lluvias que provocaron 13 muertes en Guatemala.

Jova tocó tierra al oeste del puerto mexicano de Manzanillo y la ciudad costera de Barra de Navidad antes del amanecer con vientos máximos sostenidos de 160 kph (100 mph) y fuertes lluvias. Para la tarde se había debilitado a tormenta tropical al estar tierra adentro.

El meteoro provocó un deslizamiento de tierra en el municipio de Cihuatlán, justo al interior de Barra de Navidad, que arrasó una casa en una colina y mató a dos de sus ocupantes, dijo Oscar Mejía, el portavoz de la división de rescate de la Cruz Roja del estado de Jalisco. Más al noroeste, a lo largo de la costa mexicana, en la población de Tomatlán, dos niños sufrieron lesiones en la cabeza cuando las paredes de su casa de ladrillo cayeron por la fuerza del viento y las lluvias, dijo Mejía.

Una nueva depresión tropical se formó en el Pacífico sur de México, cerca de la frontera con Guatemala, con vientos máximos sostenidos de 55 kph (35 mph), informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. La tormenta tocó rápidamente tierra en México y se espera que se mueva ligeramente hacia el norte antes de disiparse.

La tormenta era más pequeña y menos poderosa que Jova, pero el terreno montañoso del estado sureño de Chiapas, y de la vecina Guatemala, es particularmente vulnerable a las inundaciones repentinas y los deslizamientos de tierra. Numerosos poblados indígenas se asientan precariamente en las laderas.

El presidente de Guatemala, Alvaro Colom, culpó a las lluvias provocadas por la tormenta por la muerte de 13 personas en su país. Al menos cuatro de ellas fueron electrocutadas al entrar en contacto con líneas de alta tensión, dijo Colom. Otras murieron en deslizamientos de tierra o fueron arrastradas por las crecidas de los ríos.

“Hay que tener mucho cuidado al circular por carreteras, hay posibilidad de derrumbes y por favor hay que alejarse de los ríos”, expresó Colom en un mensaje a la nación.

El meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes John Cangialosi dijo que las lluvias en Guatemala probablemente estaban relacionadas con la depresión tropical, a pesar de que aún no había tocado tierra.

“Si están en Guatemala, están bastante cerca del centro de la circulación del sistema, y ha sido un sistema muy lento … así que es probable que esté relacionado con esta característica”, dijo Cangialosi.

Más al norte, en la costa de México, las inundaciones provocadas por Jova eran tan intensas en Cihuatlán que la oficina de la Cruz Roja tuvo que ser evacuada debido a que estaba inundada por 1,5 metros (4 pies) de agua.

La Marina de México informó que evacuó un total de 2,600 personas en zonas propensas a inundaciones afectadas por Jova, y estableció cocinas en los albergues para alimentar a 1,600 personas evacuadas.

La llegada de Jova llevó a las autoridades a cerrar el puerto en Manzanillo, donde funciona el segundo mayor puerto de carga no petrolero de México. La tormenta inundó algunos barrios de la ciudad y tumbó tendidos eléctricos. Las inundaciones derribaron al menos un puente a la salida de Manzanillo.

Israel Arriaga, de 38 años, huyó del huracán con su esposa y dos hijos en el barrio Valle de las Garzas, donde al menos una casa se derrumbó y el agua creció a la altura de la cintura. Arriaga contó que alrededor de las dos de la madrugada, escuchó un ruido muy fuerte. Era el agua que entraba a su casa.

El hogar del soldado jubilado Ernesto Huerta, de 55 años, en Valle de las Garzas, se inundó hasta la altura de la rodilla. Huerta había puesto sus muebles elevados sobre ladrillos como prevención, pero no evacuó.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que Jova se debilitó progresivamente a medida que avanzaba hacia el interior y se degradó a depresión tropical por la tarde, con vientos de 55 kph (35 mph). Se desplazaba hacia el norte a unos 9 kph (6 mph). La tormenta pasó a 20 kilómetros (12 millas) de Puerto Vallarta, donde los funcionarios protegieron con bolsas de arena y plásticos la cancha de voleibol que se usará en los Juegos Panamericanos que se inauguran el viernes.

Mientras tanto, la tormenta tropical Irwin perdió fuerza más lejos en el Pacífico, con vientos cercanos a 65 kph (40 mph). Si bien se espera que se mueva en dirección este hacia tierra firme, se prevé que se desvié lejos de la costa el jueves y se dirija de nuevo hacia el Pacífico.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain