Imperante necesidad de acceso a la salud

Servicios médicos generales, de visión y dentales se darán a los que alcanzaron brazalete

Unas 4,800 personas recibieron ayer el brazalete que les garantiza ser atendidos durante la clínica gratuita de servicios médicos, dentales y de visión, que se llevará a cabo del jueves 20 al domingo 23 de octubre.

Los organizadores del evento estiman que unas mil personas acamparon desde una noche antes en la acera de la Arena Deportiva de Los Ángeles para recibir la pulsera plástica.

María Carranza, acompañada de su familia, llegó alrededor de las 5:00 de la tarde un día antes para asegurarse de recibir un brazalete. El año anterior, ella hizo fila por más de 10 horas y no logró la preciada bandita.

“Necesito lentes. El doctor me dijo que me costarían unos 500 dólares. También necesito trabajo dental y me han hecho un estimado de 1,500 dólares. Yo no tengo ese tipo de dinero, más ahora que no estoy trabajando. Hace un año cerraron la fábrica de ropa y no he podido conseguir otro trabajo. He metido solicitud por todas partes, pero no hay trabajo”, dijo Carranza.

Cada persona que recibió el brazalete tenía una historia que contar sobre las penurias económicas que han tenido que pasar en los últimos años y sobre la falta de acceso a servicios de salud.

Juan Carranza lleva dos años con dolores en las muelas y sin dinero para solucionar su problema. Patricia Hotckins tiene una rodilla inflamada desde hace varios meses, pero no ha podido ver a un doctor. Y, Abel Zapata necesita lentes, pero no los puede comprar.

Patricia Sumaran, madre de Evelyn, de 17 años, y de Ricky, de 10, llevó a sus hijos a dormir a las afueras del estadio y no los llevó a la escuela para que recibieran el brazalete.

“Yo sé que ellos (los niños) tendrían que estar en la escuela. Pero a la niña le robaron los lentes en la escuela y MediCal ya no le cubre otro par, y él (señalando a Ricky) necesita trabajo dental que el MediCal no quiere pagar”, dijo la madre.

Sumaran espera también una limpieza de dientes, examen de la visión y exámenes preventivos de salud.

Don Manelli, presidente de la organización sin fines de lucro CareNow y organizador del evento, dijo que harán lo posible por atender las necesidades más urgentes de los asistentes.

“Lo principal de este evento es que se les dará seguimiento a sus casos. En la mayoría de los casos y de ser posible, se les referirá con proveedores de salud cerca de sus hogares, ya sean clínicas comunitarias u hospitales que se han comprometido a continuar atendiéndolos”, manifestó Manelli. “No queremos que el próximo año, estas mismas personas estén de regreso en el evento”.

El Dr. Roger Fieldman, director odontológico de la clínica, dijo que los dentistas voluntarios tienen la misión de mejorar la salud bucal lo más posible de los pacientes.

“Se atenderá la necesidad más severa, pero no tenemos ni todo el tiempo ni toda la capacidad para abordar cada uno de los problemas dentales que se nos presenten”, dijo el Dr. Fieldman.

Stephanie Cade tiene muchas caries y muchas expectativas. Ella fue la primera persona que llegó a formarse a la fila a las 10 de la mañana del domingo.

“Me cobran 50 dólares por cada caries. Yo no tengo dinero para pagar ni siquiera por la limpieza que necesito, mucho menos por el trabajo dental que requieren mis dientes. Por eso estoy aquí y no me voy sin mi brazalete”, dijo Cade.

Después de más de 25 horas de espera, Cade obtuvo su bandita y dijo: “Sí, se pudo”. Agarró su silla portátil, el agua y la comida que le sobró y comenzó a caminar lentamente hacia la salida, visiblemente cansada de la larga jornada.

Ella fue la primera que pudo escoger qué día recibiría el servicio dental que tanto anhela.

Las pulseras están numeradas y tienen diferentes colores. Las personas con pulsera verde serán atendidas el jueves, quienes tengan pulsera dorada tiene la cita para el viernes, las banditas azules serán atendidas el sábado y las personas con pulseras rojas el domingo.

Sólo las personas con este brazelete serán atendidas. Este no puede ser removido una vez es colocado.