Investigan ataque a oficina de Obama

Ventanas y puerta fueron quebradas a 3 día de visita presidencial

La policía continuaba ayer investigando y buscando a los sospechosos de disparar con pistolas de aire y quebrar varios vidrios en la oficina de campaña del presidente Barack Obama en el oeste de Los Ángeles, justo a tres días de su visita a esta región.

El ataque, que según la policía podría estar “motivado políticamente”, sucedió el jueves alrededor de la 7:25 de la noche en la cuadra 6700 de la Avenida Centinela, en la zona de Playa Vista, muy cercano a la ciudad de Culver City.

Las autoridades de la división del Pacifico del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) respondieron al lugar luego de recibir una llamada de personal de la oficina que reportaron haber escuchado que se quebraban vidrios, dijo Gregory Baek, vocero del cuerpo policial.

Al llegar se encontraron al menos tres ventanas y una puerta lateral de vidrio que fueron completamente quebradas por el impacto de proyectiles lanzados por aire, conocidos en inglés como BB-Guns.

El edificio estaba ayer cerrado y las ventanas quebradas habían sido cubiertas con madera.

Algunos empleados que salían del lugar declinaron hablar con La Opinión y la vocera de la campaña de Obama en Washington, Ofelia Casillas, se limitó a confirmar que sí habían empleados en el momento del disparo y que ninguno había resultado herido.

Ayer la la revista Forbes citó al comandante de LAPD Andrew Smith diciendo que el ataque había sido “políticamente motivado”, porque ningún otro establecimiento cercano había sido vandalizado.

En el lugar no se encontraron los proyectiles y la policía cree que al menos uno o más atacantes pudieron usar algo pesado de hierro para quebrar los vidrios.

El LAPD dijo además ayer que se alertó del incidente al Servicio Secreto, la entidad federal a cargo de la seguridad del presidente .

Hasta ayer no se tenía descripción de posibles sospechosos y no se sabía además si el ataque pudo haber sido captado por las cámaras de vigilancia que hay en el lugar.

El incidente viene apenas cuatro días antes de la visita que el mandatario realizará a la ciudad, en donde está programado recaude fondos para su campaña de reelección de 2012.