La lucha libre, a escena

Obra teatral lidia con racismo y estereotipos

Kristoffer Díaz comenzó a formarse en sus años jóvenes como pelotero, pero un show del actor y comediante colombiano John Leguizamo cambio el rumbo de su profesión.

“Era la primera vez que veía a un comediante latino actuar con tanto talento y dominio de la audiencia… El show me impresionó. Me puso a pensar que yo podía contar la historia de mi familia y mis experiencias personales en guiones teatrales”, dijo a ¡holaLA! vía telefónica el también educador, de origen puertorriqueño y natural de Nueva York.

El resto es historia. Luego de estudiar actuación, Díaz empezó a escribir guiones hasta ganar en 2009 la oportunidad de montar en el Teatro Victory Gardens de Chicago su obra The Elaborate Entrance of Chad Deity, que el año pasado estuvo en el Off-Broadway de Nueva York y en estos momentos se presenta en el Geffen Playhouse de LA. Las funciones concluyen el domingo.

La comedia -que habla de racismo, estereotipos y la ilusión que los inmigrantes tienen de alcanzar el sueño americano trabajando en este país- recibió no solo el aplauso de los chicagüenses y los neoyorquinos: el año pasado estuvo en la lista de los nominados a los premio Pulitzer.

“La noticia me sorprendió y emocionó”, anotó el guionista de 34 años. “Nunca pensé que con mi primer guión llevado al teatro lograra estar nominado para el Pulitzer”.

Un elenco de seis actores presenta en Los Ángeles la aplaudida obra, cuya trama se enclava en la lucha libre.

“[La lucha] es un deporte emocionante muy popular en México y otros países”, apuntó Díaz, “Pero los luchadores latinos siempre han estado estereotipados en [ella]. Por eso hice un guión sobre este deporte y sus puntos de controversia”.

The Elaborate Entrance of Chad Deity narra la historia de un inmigrante puertorriqueño que trabaja en Estados Unidos en la profesión de sus sueños: la lucha libre. No se atreve a hablar sobre las complejidades e injusticias del oficio por temor a ser despedido.

La obra tiene dos horas de duración y se desarrolla casi toda sobre un ring, que ocupa el 90% del escenario.

“El set es bastante inusual”, explicó Kristoffer Díaz. “Y por meses los actores estuvieron trabajando su musculatura en el gimnasio antes de subirse al escenario para interpretar sus personajes”.

The Elaborate Entrance of Chad Deity está impregnada de música hip hop, luces y mucha comedia. El actor Desmin Borges, de 28 años y natural de Chicago, encarna a Macedono “Mace” Guerra, el personaje central de la obra.

“Mace” es un luchador puertorriqueño enamorado de su profesión, pero que dentro de la industria del deporte de la lucha libre de Estados Unidos es esteriotipado por su origen latino y por ser inmigrante.

“[The Elaborate Entrance of Chad Deity] ha gustado porque a través de la narrativa y la actuación de los artistas, que es un gran espectáculo, exponemos de manera divertida temas políticos y sociales que hoy estamos viviendo y con los cuales muchos integrantes de la audiencia se identifican”, resaltó Borges.