Lío por botellas que no son reciclables

Procuraduría emplaza a empresas que afirman que sus botellas son 'biodegradables' cuando no es así realmente

La procuraduría estatal emplazó en los tribunales a dos empresas que venden agua embotellada, así como al fabricante que manufactura sus envases por postular, engañosamente según el gobierno, que estos son 100% biodegradables y reciclables.

Balance y Aquamantra, y ENSO Plastics LLC, proclaman en sus anuncios que esta última ha desarrollado una proceso que hace posible que sus botellas plásticas se descompongan de forma natural.

Las leyes estatales estipulan que es ilegal pretender que un producto de plástico es biodegradable. Ese material, alega el estado, sólo se descompone después de miles de años de exposición al medio ambiente, y nunca en un relleno sanitario.

Esta es la primera vez que California aplica tales normas. “Lo que estas compañías han hecho infringe la ley estatal y desinforma a los consumidores”, dijo Kamala Harris ayer al anunciar la acción judicial contra las tres empresas. Agregó que los californianos se sienten comprometidos con hábitos de reciclaje y protección del medio ambiente y que esos esfuerzos se ven erosionados cuando una compañía indebidamente le atribuye a sus productos cualidades que no poseen.

Balance Water y Aquamantra están basadas en Nueva Jersey y Dana Point, California, respectivamente, en tanto que ENSO Plastics opera desde Mesa, Arizona. Hace dos años, Aquamantra introdujo sus productos en una tienda de la cadena Whole Foods ubicada en Tustin, California, anunciando que las botellas que utiliza son un producto revolucionario “100% biodegradable, reciclable y procesable”.

Alexandra Teklak, la fundadora y presidenta de Aquamantra, defendió en una entrevista telefónica la validez de los anuncios que proclaman que los envases que utiliza en sus bebidas son biodegradables.

“Aquamantra defiende la calidad de sus botellas, pues nunca les atribuiríamos cualidades a menos que nos respaldaran pruebas físicas e incontestables” dijo. Añadió que debido a que se trata de una nueva tecnología no se han desarrollado aún pruebas que puedan desmentir sus asertos sobre la biodegrabilidad de las mismas.

“Somos una compañía que promueve la conciencia para la humanidad y la ecosalud del planeta”, siguió.

Agregó que su empresa cumplirá con las responsabilidades que sean necesarias, a cuenta de que su negocio está centrado “en el AMOR y en la gratitud, y no solamente en el plástico de sus botellas”.

ENZO Plastics no respondió a un pedido de este diario para responder sobre las acusaciones de la Procuraduría de California antes del cierre de esta nota.

Teresa Clark, la fundadora de ENSO, alega en un video promocional que sus botellas están construidas con un procedimiento especial que hace posible la expansión de la estructura molecular del plástico, lo que al final da por resultado la decomposición del material mediante la acción de los microbios.