Molestia por prohibición de estacionar en rampas

Angelinos protestan por ordenanza implementada en agosto

Residentes de Los Ángeles llevaron a cabo plantones coordinados en varias áreas de Los Ángeles para protestar contra la prohibición de estacionar vehículos en las rampas de los edificios de apartamentos.

Una esquela colocada en un vehículo en la intersección de los bulevares Sunset y Hollywood, al frente de un inmueble residencial era prueba elocuente de la resolución del Ayuntamiento de poner paro a la inveterada costumbre de usar las rampas, conocida en inglés como “apron parking” o estacionamiento “en delantal.”En esta, un automovilista se aparca detrás de otro en la rampa, bloqueando el paso a los transeúntes.

El 28 de agosto, el abogado de la ciudad, Carmen Trutanich giró orden al Departamento de Transporte para aplicar todo el peso de la norma 80.53 del código municipal a quienes infrinjan la prohibición de estacionar en las rampas.

La orden empezó a ser implementada el 28 de agosto en las partes de Westwood donde más abundan apartamentos habitados por estudiantes de la Universidad del Sur de California (UCLA).

Pero esto no le hace mucha gracia a residentes como Elizabeth McDonald.

“Hay miles de personas en la ciudad que estacionan en las rampas. Esta prohibición no sólo afecta a quienes lo hacen, sino que sus efectos llegan a todos los vecindarios”, según esta pequeña empresaria.

Las protestas tuvieron lugar a lo largo y ancho de Los Ángeles desde Pacific Palisades hasta East Hollywood, y desde Los Felix hasta Wilshire y Fairfax. Quienes participaron en ellas quieren que la Alcaldía revierta la veda.

Los angelinos han utilizado las rampas por décadas, y su uso ha proliferado puesto que en muchos barrios es prácticamente imposible encontrar un sitio de estacionamiento en la calle debido a la ubicuidad del automóvil.

Por muchas décadas la Alcaldía no había exigido el cumplimiento de la norma 80.53, a menos que un ciudadano presentara una queja.

La primera ofensiva contra el estacionamiento en rampas fue originalmente concebida por el excandidato a la presidencia Michael Dukakis, durante el tiempo que fue catedrático de UCLA.

La idea goza del respaldo de personas discapacitadas, a quienes los carros estacionados en las rampas les obstruyen el paso.