Obama cambia ley de patentes

La mayor reforma de ese tipo en 50 años para que inventores usen sus creaciones

WASHINGTON, D. C.(EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, promulgó ayer una amplia reforma de la ley de Patentes, la mayor en 50 años, con la que se pretende facilitar el que los inventores puedan comercializar sus creaciones.

En un acto en la escuela Thomas Jefferson, en Alexandria (Virginia), en el que firmó la medida, el presidente estadounidense aseguró: “debemos hacer más fácil y más rápido el proceso para convertir las ideas innovadoras en puestos de trabajo”.

La nueva ley, conocida como “EEUU Inventa”, busca garantizar que la Oficina de Patentes, que acumula 1.2 millones de casos pendientes, tenga el dinero suficiente para agilizar la tramitación de la propiedad intelectual de esos inventos o descubrimientos.

En la actualidad, una patente tarda cerca de tres años en completar su tramitación.

“En esa pila de solicitudes puede estar el próximo medicamento milagroso, el próximo gran avance tecnológico”, consideró el presidente, que manifestó que la nueva ley es una herramienta que permitirá fomentar el empleo, su gran objetivo en lo que le resta de mandato.

Entre otras innovaciones, la medida cambiará el sistema actual para adjudicar las patentes a la primera persona que presente la solicitud, no necesariamente el inventor original.

La medida cuenta con el respaldo de algunas de las principales compañías en los sectores tecnológico y farmacéutico, dos de los más afectados por los retrasos en la concesión de patentes.

La nueva ley quedó aprobada la semana pasada en el Senado con el apoyo de los dos partidos, por 89 votos a favor frente a nueve en contra.