Piden consejería para los presos

Traspaso causa preocupación por la falta de recursos para readaptación

SACRAMENTO.-Lo que más preocupa a las familias latinas con hijos encarcelados sobre el nuevo plan de traspaso de reos de las prisiones estatales a las cárceles de los condados que inicia hoy es que efectivamente les ofrezcan programas de rehabilitación.

“Las cárceles de los condados nunca han tenido programas de rehabilitación y están saturadas a morir, así que la mejor solución para que no vuelvan a reincidir en el crimen, es que bajo el nuevo plan, les ofrezcan un programa de tratamiento contra las drogas, de control de la ira y de rehabilitación”, clamó Amalia Molina, de la organización Familias de Encarcelados de la Arquidiócesis Católica de Los Ángeles.

Lo bueno del plan de Brown, es que las familias no tendrán que viajar tantas horas a las prisiones estatales para ver a sus familiares presos, opinó.

Hoy inicia el plan de traspaso de presos llamado oficialmente de realineamiento el cual consiste en que los presos con ofensas no serias, no violentas y no sexuales que salgan de la prisión estatal al cumplir su sentencia serán vigilados por agentes de libertad condicional de los condados, ya no del estado.

Al mismo tiempo, si vuelven a reincidir en delitos menores serán enviados a una cárcel del condado no a una prisión estatal. Por otra parte, los nuevos sentenciados desde hoy por delitos menores no serios, no violentos, ni sexuales purgarán sus condenas en las cárceles locales.

El plan de traspaso de reos tendrá un gran impacto en la comunidad latina si se toma en cuenta que 40% de los presos en las prisiones estatales son latinos.

Luis García, del Comité Comunitario Selecto del Senado sobre el Sistema de Prisiones de California, una organización del área de Los Ángeles que trabaja con las familias méxicoamericanas en el tema de las prisiones consideró el plan de traspaso de reos como bueno, pero siempre y cuando se les dé dinero a las organizaciones comunitarias de los condados para que hagan el trabajo de rehabilitación. “Todo va a depender del dinero que reciban y darles servicios a los presos para prevenir que no regresen a prisión”, enfatizó.

El secretario del Departamento de Prisiones, Matt Cate puntualizó que en el primer años, los condados recibirán 400 millones de dólares; el segundo, 850 millones y el tercero, 1,000. Para asegurar que los condados siempre dispongan de dinero para la custodia y supervisión de los presos y dichos fondos queden protegidos por la Constitución, el gobernador Jerry Brown presentará a los electores una medida para que la voten. Aún se desconoce qué clase de nuevos ingresos propondrá a los votantes.

Rhina Ramos, directora de programas del Centro de Derechos Humanos, Ella Baker con sede en Oakland, y quien ha sufrido en carne propia el encarcelamiento de dos hermanos, dijo que el plan de Brown es tardío y no es suficiente.

“Necesitamos ir a la raíz y hacer una reforma al programa de sentencias de crímenes que no son violentos”, remarcó.

Ramos aseveró que el plan de Brown es solo un traspaso de reos de las prisiones estatales a los cárceles locales para cumplir así con la orden de la Corte Suprema de reducir la población presidiaria en 30,000 presos en dos años. “Lo que ahora necesitamos es que esos presos vayan a consejería y reciban tratamiento para las drogas. Sólo así se puede bajar la alta reincidencia”, remarcó.

El subjefe del Departamento de Libertad Condicional de Los Ángeles, Reaver Bingham, dijo que están preparados, aunque cuando hay muchas cosas que desconocen y que irán mejorando conforme avance la implementación.

“En promedio, al mes recibiremos entre 800 y 1,000 presos bajo libertad condicional; y tendremos a 50 nuevos agentes especialmente para el plan de realineamiento”, destacó.

No obstante, destacó que están en pláticas con la Junta de Supervisores para trabajar en un plan de nuevo personal y en un programa de rehabilitación.

“El plan es que hagamos contratos con las organizaciones comunitarias, pero mientras vamos a tener el apoyo del Departamento de Salud Mental del Condado” y no sólo vamos a referir servicios sino que vamos a darles terapia de control de temperamento y otras de comportamiento”, anotó.