Política local abre interés

4 asambleístas y un senador estatal quieren ocupar cargos en LA

¿Qué hay en Los Ángeles que despierta un alto interés entre los políticos de Sacramento? Un sueldo de 178,000 a 214,000 dólares anuales y otras prestaciones podrían explicar porqué al menos cuatro asambleístas y un senador de California quieren ahora ocupar cargos locales.

La diferencia salarial sugiere que en lugar de un retroceso es un avance político. Un senador estatal gana 116,208 dólares al año, mientras que un asambleísta recibe todavía menos, unos 95,291 dólares, casi la mitad de lo que devengan concejales y supervisores angelinos (178,790 dólares). Sin embargo, los primeros, por tener un puesto de menor responsabilidad, son considerados los mejor pagados del país.

No es extraño, entonces, que cinco ediles (Richard Alarcón, Tony Cárdenas, Werb Wesson, Paul Koretz y Paul Krekorian) y tres supervisores (Mark Ridley-Thomas, Mike Antonovich y Gloria Molina) hayan sido legisladores estatales. El propio Antonio Villaraigosa estuvo en la Asamblea de California antes de convertirse en concejal del Distrito 14 y, posteriormente, en alcalde de esta ciudad.

El último que ha levantado la mano para competir por un cargo en el ayuntamiento es el asambleísta estatal Felipe Fuentes (D-Sylmar), quien ya presentó a las autoridades electorales los documentos requeridos para iniciar su candidatura al Distrito 7, que Alarcón dejará libre en 2013.

“Mi vida entera ha estado dedicada al servicio público en nombre de la gente de Los Ángeles”, expresó Fuentes en un comunicado enviado a la redacción de este periódico. “Competir por el Concejo Municipal es apenas el último paso en mi carrera de regresarle a la ciudad lo mucho que me ha dado”, añadió.

Por cierto, la hija de Alarcón, Andrea, vicepresidenta de la Comisión de Obras Públicas, también está interesada en representar a los vecindarios de Pacoima, North Hills y Sylmar. Respaldada por su padre y el alcalde, últimamente se le ha visto en varios eventos. Ayer, ella no estuvo disponible para dar un comentario, aunque en junio comentó a La Opinión que “quizás muy pronto” competiría por un cargo electoral. “Amo el servicio público”, dijo entonces.

Aún sin definir su futuro político, el senador estatal Alex Padilla, quiere suceder en la junta de supervisores del condado a Zev Yaroslavsky, si éste decide contender por el puesto de Villaraigosa. No hace mucho el exconcejal rechazó competir por la alcaldía de Los Ángeles.

El asambleísta estatal Mike Feuer (D-West Hollywood), por su parte, ya arrancó oficialmente su candidatura a la Procuraduría Municipal, escaño que en dejaría libre Carmen Trutanich, quien aún explora la posibilidad de contender el próximo año por la Fiscalía del condado, cuyo sueldo es de casi 300,000 dólares.

Feuer fue concejal de 1995 a 2001 y después disputó sin éxito la Procuraduría local frente a Rocky Delgadillo. En esa oficina, el salario anual es de 214,547 dólares.

Su colega Warren Furutani (D-Carson) es uno de los aspirante de mayor peso para ocupar el Distrito 15, cuya jurisdicción abarca los barrios de Watts, Wilmington y San Pedro y que hasta julio representó la actual congresista Janice Hahn. El legislador de origen asiático tiene el apoyo de Villaraigosa, del Partido Demócrata del condado.

“Con el respaldo de los activistas de base estoy seguro que nuestra campaña será capaz de vencer los poderosos intereses del centro de la ciudad”, expresó el asambleísta. Sus contrincantes más fuertes son Pat McOsker, presidente del Sindicato de Bomberos y los exconcejales angelinos Robert Farrell y Rudy Svorinich.