Prohibirían registro de telefónos móviles

Ley que revertiría dictamen de Corte Suprema espera firma de Brown

Una ley que busca revertir un dictamen de la Corte Suprema de California, que permite que los policías hurguen el contenido de los teléfonos celulares de sospechosos sin orden de cateo, ha sido aprobada por la legislatura estatal y espera la firma o el veto del gobernador de California.

La medida está siendo ferozmente impulsada por la Coalición de Primera Enmienda, una organización de defensa de los derechos civiles, que ha iniciado una campaña por internet para persuadir al gobernador Jerry Brown a aprobar la medida. En su sitio de internet (www.firstamendmentcoalition.org) el grupo ha abierto una sección para pedir el apoyo de los californianos.

Con esta legislación se echaría por tierra el dictamen de enero que del máximo tribunal de justicia estatal, dijo a La Opinión Ali Bay, secretaria de prensa del senador estatal, Mark Leno, quien es el autor de la legislación.

La SB 914 fue aprobada en junio por mayoría unánime pero hasta la fecha el gobernador no se ha pronunciado públicamente sobre su postura. El gobernador tiene hasta el 9 de octubre para aprobar o vetar cualquier legislatura pendiente de la última sesión legislativa.

Según Leno, la medida salvaguarda aspectos de la privacidad de los californianos a medida que los teléfonos celulares se convierten en dispositivos sofisticados, capaces de almacenar datos como si fuesen una computadora personal.

“Por años las policías locales y estatales han actuado correctamente respetando los derechos constitucionales de privacidad al no realizar cateos innecesarios de celulares o dispositivos electrónicos”, dijo Leno al presentar su proyecto de ley. “La decisión de la Corte Suprema cambió todo eso, levantando serias preocupaciones”.

El fallo de enero fue producto de una demanda presentada por Gregory Díaz, un residente del condado de Ventura que argumentó que sus derechos constitucionales fueron violados cuando un agente leyó los mensajes de texto de su teléfono celular y los utilizó eventualmente para presentar cargos en su contra.

El dictamen de la Corte citó que un teléfono celular es como un paquete de cigarrillos o una nota que cualquier arrestado puede tener en su cartera, por lo que un agente no necesita obtener una orden de cateo para revisar el contenido del teléfono. La decisión fue dividida entre cinco magistrados a favor y dos en contra.

Leno dijo que el problema es que la mayoría de los teléfonos celulares actuales son capaces de almacenar incluso récords bancarios, información médica, contraseñas, fotografías y mensajes privados. Algo que se asemeja más a los contenidos de una computadora personal, para cuya revisión si es necesario obtener una orden judicial.

De aprobarse la SB 914, los agentes deberán obtener una orden de cateo para poder revisar el contenido de un teléfono celular cuando sospechan que en este puede haber evidencia de que se cometió un crimen.

Según una declaración de la Asociación de Agentes de la Paz de California (Peace Officers Research Association of California), que se opone a la ley, las restricciones que esta busca debilitarían la habilidad de los agentes para luchar contra el crimen al restringir el acceso a información que puede ser usada para su investigación.

La SB 914 está siendo además apoyada por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), y la Asociación de Directores de Periódicos de California.