Recalca que es ‘el presidente’

En su segundo día de gira promete colaborar con republicanos

JAMESTOWN, Carolina del Norte. – El presidente Barack Obama trató ayer de recapturar parte del atractivo bipartidista que le ayudó a resultar electo en el 2008, y aprovechó para criticar a los republicanos por bloquear su propuesta de fomento al empleo.

Durante una presentación en Carolina del Norte efectuada para promover sus medidas económicas y su reelección, Obama prometió que colaboraría con los legisladores republicanos en cualquier plan serio que éstos presenten para ayudar a crear empleos.

“No soy un presidente demócrata ni un presidente republicano. Soy el presidente”, dijo Obama, causando vítores de la concurrencia en una pequeña universidad pública en Greensboro.

Aparte de la retórica partidista, Obama ha tenido pocas discusiones con los republicanos sobre la propuesta de ley de empleos que los senadores del partido bloquearon la semana pasada. La propuesta está siendo dividida en secciones para que el Congreso pueda votar por sus componentes individuales.

“Tuvimos un 100% de ‘no’ de parte de los republicanos en el Senado”, dijo Obama. “Eso no tiene sentido”.

Dijo que el plan republicano de empleos equivale a diezmar las regulaciones ambientales, anular las reformas recientes al sistema financiero y repeler la ley de salud aprobada el año pasado.

“Eso un plan”, dijo Obama, “pero no un plan de empleos”.

Obama está en el segundo día de una gira de tres por Carolina del Norte y Virginia que le está dando la oportunidad de disfrutar el paisaje y la hospitalidad sureña.

“Hay algo especial en Carolina del Norte”, dijo ayer. “La gente es gentil y generosa. Incluso la gente que no vota por mí es amable conmigo”.

El propósito del viaje es continuar promoviendo el proyecto de ley de fomento al empleo. Pero Obama también se está promoviendo a sí mismo, tratando de animar a votantes cuyo entusiasmo se ha apagado. Eso es particularmente importante en Carolina del Norte, un estado que le arrebató a los republicanos en el 2008, pero que pudiera regresar a sus rivales en noviembre del 2012.