rodados al cuadro

En una elección sin atenuantes, el inicialista de Tigres de Detroit, y campeón bate de la Liga Americana, Miguel Cabrera se adjudicó la octava edición del Premio Luis Aparicio, anuncio hecho ayer momentos antes del inicio del segundo juego de la Serie Mundial.

Por tercera vez en la historia del premio que reconoce la destacada labor de un venezolano en grandes ligas durante la campaña regular del llamado “mejor beisbol del mundo”, un pelotero obtiene la distinción por unanimidad. Antes lo habían hecho Johan Santana (2006) y Magglio Ordoñez (2007). Miguel Cabrera iguala a Johan Santana como el segundo pelotero que obtiene el Luis Aparicio en par de oportunidades.

Por segundo año consecutivo, hay garantía de un anillo de campeón para un participante en la Serie Mundial.

El relevista Arthur Rhodes firmó como agente libre con los Cardenales el 11 de agosto, tres días después de ser dejado en libertad por los Rangers. Al haber pertenecido a ambos equipos durante la temporada y formar parte del roster de San Luis, el zurdorecibirá un anillo de campeón gane quien gane la corona.

“Preferiría ganar un anillo de San Luis”, dijo Rhodes al preguntársele sobre el particular. “Recibiría un anillo con Texas también, pero me encantaría conseguir uno con San Luis, y me encantaría firmar de nuevo con ellos.