Tiroteo deja 8 muertos en Seal Beach

Un hombre dispara dentro de un salón de belleza; policías logran detenerlo

SEAL BEACH. – Un hombre armado disparó en un concurrido salón de belleza y asesinó a ocho personas e hirió gravemente a otra, mientras dejaba los cuerpos dispersos por todo el negocio en esta comunidad comúnmente tranquila del Sur de California.

El hombre armado subió a un automóvil y se alejó del salón Meritage después de disparar alrededor de la 1:30 p.m. Fue detenido por los agentes a una distancia de media milla y se entregó sin oponer resistencia, indicó el sargento de policía Steve Bowles.

Su nombre no se divulgó de inmediato.

La policía estaba intentando determinar el motivo de los asesinatos.

“Es posible que la causa esté conectada con una persona del salón, esa es nuestra suposición”, indicó Bowles.

En Seal Beach se ha registrado solo un homicidio durante los últimos cuatro años.

La policía que respondió a una denuncia de disparos encontró a seis personas muertas y tres heridas. Dos de estas tres murieron en el hospital. La otra persona fue ingresada en estado crítico.

Bowles dijo que los cuerpos de las víctimas se encontraban diseminados por todo el salón, junto con dos de las personas heridas. La otra persona herida, un hombre, fue encontrado fuera del edificio. No está claro si estaba intentando huir cuando recibió el disparo o si fue el que sobrevivió.

“En este momento no tenemos claro si el hombre disparó desde la entrada y las personas, al recibir los disparos, corrieron para buscar refugio, pero tenemos víctimas por todo el salón”, dijo Bowles a los periodistas en una conferencia de prensa fuera del negocio.

“Según mis observaciones, parecía que las personas buscaban refugio en ese momento”, indicó.

Dijo que el salón se encontraba lleno, con todas los lugares de peinado en funcionamiento.

No tenía conocimiento del tipo de arma que se utilizó ni si el hombre utilizó más de una.

Lorainne Bruielle, una empleada del salón que no se encontraba trabajando, dijo a Long Beach Press-Telegram que el hombre armado era el esposo de otra empleada.

Bruielle dijo que habló con el esposo de una de las empleadas involucradas, quien dijo que otra se encerró en la habitación para tratamientos faciales y resultó ilesa, y que otro hombre se encerró en el baño pero resultó herido.

El sospechoso se mostró colaborador cuando los agentes, que seguían la descripción de la persona que disparó, lo detuvieron en las proximidades. El hombre les dijo que tenía varias armas en su automóvil, señaló Bowles.

Un video de noticias mostró al hombre esposado mientras lo ubicaban en una patrulla y lo retiraban aproximadamente dos horas y media después del tiroteo. Una camioneta pick up blanca nueva, que se sospechaba le pertenecía, se encontraba estacionada en la modesta calle residencial con las puertas abiertas.

Los asesinatos conmovieron a esta comunidad de 25,000 habitantes usualmente tranquila que en su página en Internet se enorgullece de “haber retenido su atmósfera pintoresca de poblado pequeño” desde su fundación en 1915.

Varias personas visiblemente afligidas se acercaron a la escena mientras hablaban por celular o con los agentes poco después del tiroteo. Se negaron a ser entrevistadas.

“Todo lo que oí fue una sirena y luego una compañera de trabajo recibió una llamada de su sobrino. Él estaba afuera cuando el sospechoso se subió a su camioneta y se marchó”, dijo Cindy Spinosa, de 51 años, que trabaja en un negocio cercano.

“Es desconcertante”, aseguró. “Esta es una comunidad muy tranquila. No esperamos que sucedan cosas como esta”.

Los familiares de las víctimas del tiroteo fueron trasladados a un centro espiritual cercano.

“Obviamente Seal Beach no está familiarizada con delitos de esta magnitud”, dijo Bowles a los periodistas.

Esta tranquila ciudad ubicada frente al mar alberga a Leisure World, una comunidad cerrada para personas ancianas de 9,000 personas, así como el complejo militar Estación de Armas de la Marina de Seal Beach. Dos tercios de las 13.23 millas cuadradas de la ciudad se encuentran ocupados por el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Seal Beach.

El delito más común denunciado en Seal Beach durante el año pasado fue el hurto, con 368 casos denunciados. Hubo cuatro violaciones denunciadas en 2010, un aumento con respecto a los dos casos del año anterior. Se registraron seis robos, un incremento con respecto a los 11 del año anterior, y 71 asaltos, lo que representa un descenso respecto de los 89 del año anterior.

Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain