Brillan en la verde

Las lentejuelas y la extravagancia marcan el tono de la alfombra previa al Latin Grammy

LAS VEGAS, Nevada.- Una temperatura más alta que la de días anteriores ayudó a que los invitados de la décimo segunda entrega del Latin Grammy lucieran atuendos llenos de brillos y de diversos colores en la alfombra verde de estos premios ayer.

La actriz Sofía Vergara optó por un vestido largo, plateado, mientras que la cantante Shakira seleccionó uno color beige con lentejuela en el talle y tul en la parte de la falda.

La intérprete Paulina Rubio respetó su apelativo de la “chica dorada” y lució un vestido de lentejuela de ese color entallado al cuerpo y con cola.

Con pedrería plateada, la actriz y conductora de televisión, Giselle Blondet, fue una de las mas sexy, con un vestido de Eduardo de las Casas strapless y con una gran abertura en una pierna.

Con un diseño similar pero mucho más revelador -por tener los costados descubiertos-, desfiló la actriz Blanca Soto, cuyo cabello recogió en un chongo al costado izquierdo.

“Es la primera vez que salgo tan descubierta”, dijo la artista, que complementó su vestido con accesorios plateados.

Luciendo un estilo sesentero, la intérprete Natalia Jiménez portó un vestido en tono melón, mientras que la cantante Demi Lovato optó por un vestido morado.

La banda de música norteña, los Huracanes del Norte, fueron los más atrevidos al portar sacos negros con pedrería que resaltaba su vestimenta totalmente negra, incluyendo los sombreros.

Otros como Pablo Alborán se esforzaron por vestir lo mejor posible.

“Estoy vestido de Giorgio Armani; es algo especial para la ceremonia”, dijo el cantante español.

Igual de elegantes lucieron los integrantes de la banda los Tigres del Norte, con trajes negros y corbatas basadas en la personalidad de cada uno, como ocurrió también con los Tucanes de Tijuana.

Los más extravagantes, pero fieles a su estilo, fueron los miembros del grupo venezolano La Vida Boheme, así como los cantantes Pau Donés y D’Manti, quien lució un vestido que asemejaba a un pavorreal.

Romeo Santos, ahora como solista, desfiló con un saco verde de terciopelo junto a su colega, el rapero Usher, quien optó por un look más urbano con un chamarra de piel negra.