El Salvador busca la ayuda de EEUU

Varios legisladores de California se encuentran de visita en ese país

WASHINGTON, D.C.- El presidente Mauricio Funes, envió un mensaje claro, ayer, al Congreso estadounidense: El Salvador no cuenta con los fondos necesarios para reconstruir el país, luego del temporal de lluvias que azotó a la nación en octubre.

Así se lo dijo a un grupo de cinco congresistas que llegó a San Salvador, la mayoría de ellos legisladores del estado de California: David Dreier (R-CA), Jeff Fortenberry (R-NE) Dennis Cardoza (D-CA), Sam Farr (D-CA) y Susan Davis (D-CA).

En particular, Farr se sienta en el Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, que vela por el otorgamiento de recursos, mientras Cardoza y Fortenberry son parte del Comité de Relaciones Exteriores.

“La reunión tuvo como objetivo que los congresistas conozcan de primera mano la magnitud de la tragedia en términos cuantitativos y a la vez visualizar el drama humano sufrido por la población de las zonas afectadas”, detalló el gobierno en una declaración oficial.

Asimismo especificó que los daños y pérdidas causados por las lluvias, se traducen en cerca de 840 millones de dólares, luego de realizar un balance preliminar, sin embargo, detallaron que el país necesitará 1.8 mil millones de dólares para recuperarse de los daños.

Más allá de las 34 muertes y miles de damnificados, el gobierno estimó en un balance realizado en octubre, que el desastre natural implicará una reducción del crecimiento del Producto Interno Bruto de 2.1% a 1.4%, así como una desaceleración de la inflación en 12 meses de 6.8% hasta un máximo estimado de 8%.

Los esfuerzos de cabildeo de El Salvador, no parecen limitarse sólo al Congreso. De hecho, el alcalde de la ciudad Elk Grove en California, Steve Detrick, también se encuentra en el país, específicamente en la urbe Concepción de Ataco, metrópoli hermana de su área.

El alcalde declaró que vería en terreno “qué se podía hacer para ayudar en el sector”, luego de que más de dos mil viviendas fueran devastadas.

Académicos como Erick Langer, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, no está extrañado con la atención que está logrando la red de Funes.

“El Salvador es visto como un aliado de Estados Unidos. Su cabildeo en Washington es impresionante. A pesar de ser un país tan pequeño son muy eficaces. Saben lo que hacen y con eso han logrado mantener beneficios como el Estatus de Protección Temporal”, aseguró.

No obstante, la austeridad fiscal es un tema prioritario en Washington, sobre todo en el Congreso, donde si una nueva iniciativa quiere tener viabilidad, debe partir de la base del auto financiamiento.

En ese sentido no está claro qué tipo de resultados logre El Salvador, ni tampoco si alcancen las expectativas que han colocado sobre la mesa.

Sólo para ponerlo en proporción, en 2007, Estados Unidos otorgó a México a través de la Iniciativa Mérida, 1.4 mil millones de dólares, a pesar de que este país es uno de sus principales socios comerciales y comparten más de dos mil kilómetros de frontera.