Futuro de bibliotecas se decidirá en diciembre

La Junta de Comisionados de Osceola fijó el próximo 12 de diciembre como fecha límite.

Kissimmee – La Junta de Comisionados de Osceola fijó el próximo 12 de diciembre como fecha límite para que se les presente un contrato detallado de la posible negociación con la empresa Library Systems and Services (LSSI).

Luego podrán tomar una decisión sobre la privatización del sistema bibliotecario en Osceola.

La fecha fue pautada por la Junta luego de un debate acalorado el lunes, donde la Comisión acordó se les presente el contrato detallado de LSSI, con sede en Maryland, que propone un plan de ahorro de $5 millones de cinco años.

Es sistema bibliotecario de Osceola ha estado funcionando con un déficit de $3 millones en los últimos años debido a los bajos ingresos fiscales.

El comisionado Michael Harford y el presidente de la Junta Brandon Arrington se opusieron a continuar con la propuesta ante la ferviente oposición de la comunidad al respecto.

Arrington propusó la moción de detener las negociaciones y fue apoyado por el comisionado Harford. Pero no avanzó, frente a una moción sustituta del comisionado Frank Attkisson para avanzar con la negociación, que fue apoyada por el comisionado John Quiñones.

Por su parte, Arrington, indicó que en una reciente audiencia pública en su distrito, en Poinciana, sus constituyentes le expresaron su descontento frente a la privatización. “No están a favor de la privatización … me decían que están felices con sus bibliotecas.

Es mi trabajo representarlos aquí y por eso pido se detenga las negociaciones”, señaló Arrington.

Mientras, Quiñones y Attkisson expresaron su voto a favor de la privatización, al destacar el ahorro de $5 millones que propone LSSI.

“Quiero ver el contrato, los detalles, antes de votar. Estoy a favor … si la empresa LSSI dice que ahorrará unos $5 millones sin eliminar empleados ni cambiar servicios”, dijo Quiñones.

Por su parte, el comisionado Fred Hawkins Jr. manifestó su deseo por obtener más información sobre las horas de operación de las bibliotecas, los diferentes servios, paquete de beneficios y salarios para los empleados, con el fin de tener mayor información de esta propuesta y entonces tomar una decisión.

“Quiero ver lo que ellos van a hacer, qué podemos esperar”, dijo Hawkins, al mismo tiempo que indicó que visitará las bibliotecas para preguntarle a los residentes su sentir.

Durante la sesión, cuatro residentes expresaron su descontento con LSSI, incluyendo Ed Kilroy, ex director del sistema bibliotecario de Osceola, quien subrayó las inconsistencias de parte de LSSI, en tres audiencias públicas.

Sin embargo, un representante de las librerías comunitarias de Germantown, Tennessee, en una pasada audiencia con la Junta habló de su experiencia con LSSI y afirmó que “fue un tremendo éxito” realizar las negociaciones con ellos, frente a un gran déficit que enfrentaban hace siete años.