Conoce tu crédito

Pedir tu informe de crédito gratuito a través de internet es más sencillo de lo que probablemente piensas

Si deseas pedir tu informe de crédito anual gratuito por internet, escribe cuidadosamente annualcreditreport.com en tu barra de navegación o ve al sitio de la FTC (Federal Trade Commission, Comisión Federal de Comercio), donde encontrarás un enlace con el sitio oficial. Cuando hayas completado cierta información que se te solicitará en annualcreditreport.com serás redirigido a las páginas individuales operadas por las tres compañías de informes de los consumidores del país.

Una vez en ellas, es posible que encuentres ofrecimientos para comprar productos o servicios adicionales (como, por ejemplo, calificaciones o monitores de crédito), pero no estás obligado a comprar ningún producto o servicio para obtener tu informe de crédito gratuito anual.

En caso de que recibas un email o aparezca en tu pantalla un pop-up que dice provenir de annualcreditreport.com o de Equifax, Experian o TransUnion, no respondas ni hagas clic en los enlaces incluidos en los mensajes. Probablemente se trate de una estafa.

Desde el sitio annualcreditreport.com nunca se te enviarán ofrecimientos por correo electrónico para que solicites tu informe de crédito anual gratuito. Tampoco se utilizarán anuncios del tipo pop-up ni te llamarán por teléfono para pedirte información personal. Si recibes algún mensaje de este tipo, reenvíalo a la base de datos de mensajes engañosos (mejor conocidos como spam) de la FTC: spam@uce.gov.

Para solicitar tu informe a annualcreditreport.com, debes proporcionar tu nombre, domicilio, número de Seguro Social y fecha de nacimiento. Si te has mudado durante los dos últimos dos años, es posible que tengas que proveer tu domicilio previo.

Para mantener la seguridad de tu registro, cada compañía puede pedirte algún otro dato que solamente tú conozcas, como, por ejemplo, el monto del pago mensual de tu hipoteca. Cada una puede solicitarte diferentes datos, ya que la información contenida en tu registro puede provenir de diversas fuentes.

Lee bien

Para las personas que quieren invertir en productos financieros como ETFs, fondos mutuos, DRIPs o en acciones individuales de una compañía, el proceso de abrir una cuenta debe comenzar leyendo el primer documento que legalmente tiene que presentarte el agente o compañía de fondos o producto bursátil en el que planas invertir para que entiendas bien (o más o menos) el tipo de inversión en el que te estás metiendo.

Esto es lo que quieren decir sus elementos más importantes:

Fecha de emisión (Date of Issue) – Está en la portada del documento. Si tiene más de un año, tíralo y consigue otro nuevo.

Descripción del producto u objetivo (Description of Fund u Objective Statement) – Te indica el objetivo del fondo o producto bursátil que sea y las metas que se ha trazado su administrador al elegir las diferentes inversiones que se llevarán a cabo.

Rentabilidad (Performance) -Por ley, en el prospecto vas a encontrar las ganancias o pérdidas del fondo durante los últimos 10, 5, 3 años y 12 meses.

Costos (Fees and Expenses) – Antes de hacerte un cheque de tus ganancias, ese fondo o compañía tiene que pagarle a sus empleados, al Tío Sam, renta, utilidades, costos de imprenta, etc.

Cómo comprar y vender acciones (How to Purchase and Redeem Shares),

Para mayor control de tu dinero

Aunque lo más lógico del mundo es que lo sepamos, muchas personas no tienen la menor idea del dinero con que cuentan. Ante todo, debes saber exactamente cuánto tienes, por limitados que sean tus recursos. Si quieres mejorar tu control del dinero, te ofrezco una palabra mágica: presupuesto.

Divide una hoja de papel (con el gran título de PRESUPUESTO arriba) en dos columnas. A una, la de la izquierda, la encabezas con la palabra ENTRADAS, y la otra será la de GASTOS, como si fuera un libro de contaduría. En la columna izquierda, lista las cantidades de dinero que entran en tu casa cada mes: desde salarios o cheques del Seguro Social, hasta pensiones, regalos o ventas de artículos personales, etc. Los casados, deberían hacer esto en pareja; es mucho más fácil y sale mejor. Súmalo todo y calcula el 10%. Destaca esa cantidad rodeándola con un círculo rojo.

En la columna de los gastos fijos lo primero que escribirás es el 10% de tus entradas. Después, añade en la misma columna todos los otros gastos mensuales de tu hogar: desde hipoteca, renta y comida hasta electricidad, ropa y gastos de entretenimiento. Resta entonces los gastos de las entradas. Aun si no te ha sobrado algo, recuerda que ya tienes un 10% separado al principio. Perosi gastas más de lo que recibes, tienes que apretarte el cinturón y calcular dónde puedes ahorrar.

El próximo paso es tomar ese 10% del primer lugar y colocarlos -¡antes de que puedas gastarlos!- en una cuenta de ahorros. Si no quieres invertirlo todo, al menos colócalo fuera de peligro, pues la tentación y las oportunidades de gastarlos van a ser muchas.

Creeme: tomar el control de tus finanzas es el primer paso hacia tu liberación económica y hacia un presente y futuro mucho más confortables.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain