Reabren caso de Natalie Wood

Autoridades confirman que Robert Wagner, esposo de la actriz, no es foco de pesquisa

WASHINGTON, D.C. (EFE).- El actor Robert Wagner no es sospechoso de la muerte de su esposa, la actriz Natalie Wood, hace 30 años, a pesar de que los investigadores han reabierto el caso tras recibir nueva información “fiable” y “creíble”, informó la policía.

En una esperada y concurrida rueda de prensa, el teniente John Corina, de la oficina del alguacil del Condado de Los Ángeles, aclaró que Wagner no es sospechoso de la muerte de Wood, que oficialmente falleció ahogada a los 43 años el 29 de noviembre de 1981 en las cercanías de Isla Catalina, California.

La muerte de Wood, protagonista de clásicos como “West Side Story” y “Splendor in the Grass”, sigue siendo considerada “un ahogamiento accidental”, subrayó Corina, pese a que se ha recibido nueva información “fiable” y “creíble” de “varias fuentes”, que no detalló, lo “bastante sustancial” para reabrir el caso.”La realidad es que murió ahogada (…) hasta que encontremos algo que diga que no”, agregó el oficial, quien afirmó además que en su momento ya se hizo una investigación exhaustiva sobre el fallecimiento de la actriz.”Vamos a volver a entrevistar a algunas personas, a hablar con nuevas personas y a revaluar algunas evidencias”, indicó Corina, quien detalló que se usarán técnicas no disponibles hace tres décadas como las pruebas de ADN.

El cuerpo de Wood fue encontrado flotando cerca de Isla Catalina horas después de que ella y Wagner hubieran estado bebiendo en la cubierta del yate “The Splendour” en compañía del también actor Christopher Walken. con quien la actriz acababa de filmar “Brainstorm”, y del capitán del barco, Dennis Davern.

La teoría oficial de la policía es que la actriz, después de haber bebido en exceso y de una discusión con Wagner, quiso dejar el yate en un bote de goma pero cayó y se ahogó, puesto que no sabía nadar.

Davern, como ya contó en un libro publicado en 2009, dijo ayer en varias entrevistas de televisión que Wagner fue “responsable” de la muerte de su esposa y admitió que en su momento mintió a la policía y guardó silencio, a petición del actor, sobre lo ocurrido en las horas previas a la tragedia.

En una autobiografía publicada en 2008, Wagner reconoce que estaba celoso de la relación de amistad entre su esposa y Walken, y también que discutió con ella en el yate.

La autopsia hecha entonces a Wood reveló una ingesta excesiva de alcohol y drogas como somníferos y tranquilizantes.

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain