Ahora ‘empacan’ su victoria #11

Green Bay vence a Detroit y se afianza como puntero en el Norte de la Nacional

DETROIT (AP).- Aaron Rodgers completó dos pases de touchdown y los Empacadores de Green Bay liquidaron el partido al despegarse en el tercer cuarto para vencer ayer 27-15 a los Leones de Detroit.

Los campeones del último Super Bowl (11-0) estiraron a 17 su racha de victorias en la NFL, incluyendo los playoffs.

La victoria ante Detroit les permitió sortear uno de los obstáculos más difíciles en el empeño por igualar a los Patriotas de Nueva Inglaterra de 2007 como los únicos equipos en la historia con marca de 16-0 en la temporada regular.

“No me siento presionado por esto. Me agrada estar así”, dijo el entrenador Mike McCarthy. “¿Quién no quiere tener un récord de 11-0?”

En contraste con la perfección de Green Bay, los Leones mostraron que tienen mucho camino por recorrer para superar una serie de errores tácticos y de concentración.

Los Empacadores tienen una foja de 11-0 por primera vez en la historia de la franquicia, luego de aprovecharse de una agresión cometida por Ndamukong Suh, quien fue expulsado.

El castigo dio nuevo aliento a Green Bay, que había sido frenado en tercera oportunidad y que anotó inmediatamente después el touchdown que definió el rumbo del partido.

Detroit (7-4) sufrió otra derrota en el Día de Acción de Gracias, su octava seguida, lo cual es un récord para el equipo.

Fue una tarde para el olvido en Detroit, en la que el colmo fue cuando el tacle defensivo Suh pisó el brazo de Evan Dietrich-Smith, quien lo había derribado en la línea, antes de un forcejeo.

“Quiero disculparme con mis compañeros, mis entrenadores y mis seguidores auténticos, por dar a los árbitros la oportunidad de echarme del partido”, dijo Suh.

“Lo que hice fue zafarme lo mejor que pude de esa situación después de que me derribaron”, agregó.

Además, el mariscal de campo Matthew Stafford vio interceptados tres de sus pases.

Los Empacadores anotaron dos veces tras los pases interceptados y en el otro lograron un gol de campo.

Tomaron así una ventaja de 24-0 al final del tercer cuarto.

Fue en el cuarto período cuando Detroit logró romper la blanqueada gracias a una carrera de anotación de su corredor de bola Keiland Williams quien se escapó 16 yardas para llegar a las diagonales.

Envío de tres yardas de Matthew Stafford a Titus Young hizo buena la conversión de dos puntos y poner los cartones 24-8.

Los Empacadores volvieron a abrir un poco más la brecha en el marcador cuando Maon Crosby conectó su segundo gol de campo en este encuentro al hacer bueno un intento de 32 yardas y mover los cartones a 27-8.

Fue en su última ofensiva del partido cuando Detroit pudo hacer más decorosa la pizarra, cuando su mariscal de campo Matthew Stafford lanzó su segundo pase de touchdown en ese cotejo al conectarse en lanzamiento de tres yardas con su receptor abierto Calvin Johnson y con el punto extra dejar las cifras definitivas de 27-15.

En Arlington, Texas, Tony Romo lanzó dos pases de anotación a Laurent Robinson, y Dan Bailey convirtió un gol de campo de 28 yardas cuando el tiempo se agotaba, para dar a los Vaqueros de Dallas una victoria por 20-19 sobre los Delfines de Miami.

Romo se sobrepuso a un par de pases interceptados en los albores del encuentro.

Los Vaqueros nunca lograron controlar el duelo pero tampoco estuvieron en desventaja por más de seis puntos.

El quarterback de Dallas tuvo su actuación más errática de los últimos meses y la defensiva de Dallas permitió muchos ataques largos aunque sólo un touchdown.

Pero Romo tuvo una oportunidad de resolver el encuentro al final, y lo logró.

Junto con DeMarco Murray encabezó una ofensiva eficiente que antecedió al gol de campo de Bailey, quien decidió por cuarta vez en la campaña un encuentro en los últimos dos minutos o en la prórroga.

De hecho, fue la segunda vez en cinco días que el pateador puso fin a un partido con un gol de campo.

“Simplemente estamos encontrando formas de ganar”, dijo Romo.

Dallas (7-4) hilvanó su cuarta victoria seguida y se apoderó en solitario de primer lugar de la División Este de la Conferencia Nacional, medio partido arriba de los Gigantes de Nueva York, que visitarán el lunes a Nueva Orleáns.