La esquina del arte de los ‘indignados’

Museo Latino expondrá obras artísticas creadas por Occupy LA

A la intersección de Temple y Spring ahora podría llamársele “La esquina del arte de los indignados”. Es el punto donde artistas plásticos expresan y exponen el mensaje de lo que es el movimiento Occupy LA.

Ahí hay una manta donde se lee: “Tierra y Libertad. Occupy LA”. Ahí está un cuadro del personaje de televisión Alf que repudia el calificativo de “Alien e Ilegal” que se les da a los indocumentados. Ahí se exponen símbolos de paz. Ahí un enorme 99% es la representación del pueblo.

Son algunas de las expresiones que muchos jóvenes artistas han sacado de su participación en el movimiento de los indignados.

Pero esa expresión artística que ha resultado del movimiento Occupy LA será llevada, a partir del 8 de diciembre, al Museo Latino de Los Ángeles o The Latino Museum (TLM) que se ubica en el 514 Sur de la calle Spring.

“Creo que es una manera de ayudar a nuestra juventud, sobre todo a los nuevos talentos, como artista sé de las necesidades, y la visión del Museo Latino es apoyar a los talentos emergentes y qué mejor manera de impulsarlos y apoyarlos en esta causa que muestra la injusticia económica que está afectando a todos”, dijo Ana Pescador, directora del TLM.

La exhibición de todo lo surgido de Occupy LA durará al menos tres meses en el TLM.

Junto a la manta de “Tierra y Libertad” un joven artista que se hace llamar Zapata, de 21 años de edad y exresidente Highland Park desde que se mudó al campamento de Occupy LA, trabajaba en otra de sus obras.

En un pedazo de alfombra que se encontró vaciaba botes de pintura para crear el símbolo del Yin y Yang que asemejará al 99%.

“Yo me involucré en este movimiento porque es algo que me afecta a mi, a mi familia, a mi gente, a la raza, es un movimiento para la humanidad que comenzó en Nueva York contra la corrupción de las corporaciones que controlan el mundo”, explicó mientras desparramaba la pintura en la alfombra.

“El arte viene del corazón”, mencionó. “La idea es que a través del arte demos a conocer el mensaje del movimiento Occupy LA. Queremos llevar el mensaje del movimiento a la gente a través del arte, pero se trata de un arte revolucionario, que representa nuestras historias”.

Hugo es otro de los jóvenes artistas de la esquina. Tiene 24 años de edad, es originario de Oaxaca y desde que llegó a Los Ángeles para visitar a su familia, hace dos meses, se unió a Occupy LA.

“Me enteré del movimiento, empecé a visitarlo, luego se creó este grupo [artístico] y decidí de plano quedarme aquí… Sí pienso regresar a Oaxaca, pero una vez que hayamos triunfado”, comentó.

Para Hugo, el papel que ha jugado el arte dentro del movimiento Occupy LA es fundamental en la expresión del mensaje de desigualdad e injusticia social.

“El arte toca el alma, el corazón, y la idea es dar ese mensaje por medio del arte”, mencionó. “Como toda revolución, Occupy LA también está plasmado por el arte, aquí se trata de la libre expresión”.

“La Esquina del Arte de los Indignados” no es un sitio oficial.

“Simplemente se dio, aquí nos empezamos a juntar y todos son bienvenidos para que todos hagan su arte y expresen su mensaje, es un espacio abierto, como lo es Occupy LA, no se necesita ser un pintor profesional para venir aquí”, dijo Hugo.

Don Rascal tiene 33 años de edad y sus raíces están en Sinaloa, pero desde el primer día del campamento dejó su casa de Sur Centro para unirse al movimiento.

El movimiento artístico dentro de Occupy LA, dijo Don, intenta apuntar claramente hacia donde está el problema de la avaricia corporativa y buscar soluciones.

“Porque cuando algo se quema de inmediato apuntan hacia el latino, y lo llaman ilegal y alien“, comentó. “Apuntan a los pobres cuando los ricos han hecho un robo enorme, cuando las corporaciones se han robado el futuro. Nosotros usamos el arte para que vean nuestra perspectiva y que la gente piense”.