El dólar sube ante los mercados extranjeros

Se incrementa la preocupación mundial por la deuda italiana

NUEVA YORK (EFE).— El dólar subió ayer ante el euro y el yen en un día marcado por el fuerte aumento de la rentabilidad de la deuda italiana, que reavivó los temores a que el país europeo acabe siendo objeto también de un rescate.

En la última jornada de la semana en Nueva York, por un euro se pagaban 1.3239 dólares, frente a 1.3343 del miércoles -ya que el jueves los mercados neoyorquinos permanecieron cerrados por el Día de Acción de Gracias-, de forma que para hacerse con un “billete verde” hacían falta ayer 0.7553 euros, comparado con 0.7495 de la pasada jornada.

La divisa estadounidense también ganó terreno respecto a la libra esterlina, el franco suizo, el dólar canadiense y el yen japonés, de manera que un dólar se cambiaba ayer a 77.743 yenes frente a los 77.317 del cierre precedente.

El dólar se vio presionado al alza mientras aumentan las preocupaciones procedentes del Viejo Continente, donde Italia volvió a enfrentarse hoy a una difícil subasta de deuda.

Italia tuvo que pagar un interés del 7.8 % en su emisión de deuda a dos años, lo que reavivó los temores a que el país acabe siendo también objeto de un rescate, ya que la rentabilidad de sus bonos está por encima del 7 %, lo que desencadenó en su día los rescates de economías europeas menores como las de Grecia, Irlanda o Portugal.

Los inversores decidieron refugiarse así en el llamado “billete verde”, que sirvió también como lugar seguro para depositar sus fondos mientras los principales índices de la Bolsa de Nueva York cerraban en terreno negativo.

El Dow retrocedió 26 puntos, el 0.2%, y cerró en 11,232 unidades. El promedio perdió 4.8% durante la semana.

El S&P 500 bajó tres puntos, el 0.3%, y quedó en 1,159 enteros. El Nasdaq cedió 19 unidades, el 0.8%, y se ubicó en 2.442 puntos.

Cuatro acciones perdieron por cada tres que ganaron en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de papeles alcanzó 1,600 millones, menos que la mitad del promedio diario.

El parqué neoyorquino vivió una jornada más corta de lo habitual por este día semifestivo en Estados Unidos, un día después de la celebración del Día de Acción de Gracias.