Aumenta VIH entre hispanos

Falta de conocimiento en temas de salud sexual y poco acceso a servicios, entre las causas

Aumenta VIH entre hispanos
Placa con nombres de víctimas del Sida en The Wall Las Memorias, en Lincoln Park.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Una de cada tres personas que es diagnosticada con VIH/Sida en California es latina, reveló el Departamento de Salud Pública.

Con esa nueva estadística, Stephanie Clendenin, directora interina de la Oficina de Desarrollo y Planeación del Departamento de Salud Pública de California, explicó que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) está afectando más a los afroamericanos y a los latinos.

“Aunque no hay una respuesta definitiva del porqué afecta más a estos grupos, en el caso de los hispanos, creemos que se debe a barreras del lenguaje, a la falta de conocimiento de temas de salud y al acceso a servicios”, dijo Clendenin.

Las últimas estadísticas reveladas ayer indican también que una de cada cinco personas que son portadoras de VIH/Sida no lo saben. Este es un problema porque son estas personas quienes contagian a otros sin saberlo.

Herbert Fisher, representante de la Fundación AIDS Healtcare y quien es VIH positivo desde 1988, dijo que está comprobado que el nivel de contagio aumenta cuando la persona que no sabe que es portadora tiene contacto sexual sin protección.

“Las personas que saben que son ‘positivas’ no lo andan transmitiendo. Estas personas están en tratamiento y se hacen responsables de sus vidas. El problema es de las personas que le tienen miedo al estigma y quienes contagian a otros y mueren porque no reciben tratamiento”, dijo Fisher.

Agregó que el prejuicio tiene que ser superado en las comunidades de color para poder ponerle un alto a la epidemia.

“No hay razón para no conocer tu estado. Si te haces la prueba y el resultado es positivo, tienes mejores oportunidades de vivir una vida larga y productiva”, aseveró Fisher.

Las estadísticas oficiales estiman que más de 121,000 personas viven con VIH o Sida en California. Esta cantidad incrementa en promedio un 9.5% anualmente.

Para Aliyavor Betancourt su diagnóstico de Sida hace 15 años no significó la muerte, sino una oportunidad para afrontar el estigma de la homosexualidad y el padecimiento en la comunidad latina.

Betancourt se niega a ser una víctima más y lo hace tomándose sus medicamentos y hablando abiertamente sobre su estado.

“Al principio lo mantuve en secreto porque no entendía todo lo que significaba”, dijo Betancourt, quien creció en la zona de Silver Lake y vivió en el Este de Los Ángeles hasta hace unos años.

“En nuestra cultura hay mucho estigma alrededor del homosexualismo. Desde que mi madre murió, siento que ya no tengo el recordatorio de que tengo que ser un “macho” latino… yo creo que ella se sentía culpable de que soy gay y es posible que hasta se haya sentido culpable de que yo tuviera Sida”, dijo Betancourt, quien dice que planea “morirse de viejito” y no de la enfermedad.

El Departamento de Salud Pública reveló que en los últimos 20 años la cantidad de personas que mueren de VIH/Sida en los hospitales ha bajado de un 13% a un 5%.

“La mitad de los casos de las personas que mueren (en los hospitales) lo hacen por motivos no relacionados con el VIH… las personas que tienen acceso a la terapia de medicamentos antivirales están viviendo más tiempo y envejeciendo”, dijo la Dra. Karen Mark, directora de la Oficina de atención del Sida del Departamento de Salud Pública de California.

Para Richard Zaldívar, director de la organización The Wall Las Memorias, el prejuicio alrededor del Sida es lo que hace que muchos latinos prefieran morir antes de comprobar que padecen esta enfermedad.

“Por lo general los latinos no vamos al doctor para cuidados preventivos. Cuando vamos es porque estamos muy enfermos. Algunas de las personas al ser diagnosticadas tienen un shock emocional, sufren de depresión y se les hace aún más difícil buscar ayuda. A estas personas yo les diría que hay programas que los pueden ayudar, que busquen y que no dejen que la vergüenza les gane”, acotó Zaldívar.