Los Marlins en plan grandísimo

La ahora novena de Miami pacta por tres años y 27 millones con Heath Bell
Los Marlins en plan grandísimo
Los renovados peces aguja ya cuentan con el derecho Heath Bell, uno de los mejores cerradores de las Grandes Ligas en la actualidad.
Foto: AP

MIAMI, Florida (AP).- El estelar taponero Heath Bell llegó a un arreglo con los Marlins de Miami por tres años y 27 millones de dólares, dijo a la AP una persona con conocimiento de las negociaciones.

La persona habló ayer bajo la condición de permanecer en el anonimato porque el acuerdo no se ha anunciado.

Se trata de la primera contratación de los Marlins desde que empezaron a cortejar a varios agentes libres de alto calibre el mes pasado.

Bell logró más de 40 rescates cada una de las tres últimas temporadas con los Padres de San Diego. En 2011 acumuló 43 juegos salvados en 48 oportunidades, y tuvo 2.44 en promedio de efectividad.

Los Marlins se mudarán a un estadio nuevo la próxima temporada y tienen más dinero para buscar agentes libres como Albert Pujols, José Reyes y Mark Buehrle.

Es fácil estar entusiasmado con los Marlins ahora mismo, con su nuevo estadio, su nuevo look y su agresividad en la agencia libre.

¿Podrá el nuevo piloto venezolano, el locuaz Ozzie Guillén, convertir a los Marlins en un equipo contendiente?

Si firma el dominicano José Reyes, ¿podrá Guillén convencer al quisqueyano Hanley Ramírez a trasladarse a la tercera base? ¿Podrá Ozzie, con su estilo franco, llevarse bien con una gerencia que en el pasado no ha visto bien tanta honestidad a la hora de hablar públicamente?

Y más importante, ¿podrá venderle el beisbol a la fanaticada del sur de la Florida? Esa última interrogante no sólo va para Guillén, sino también para la franquicia de Miami.

Los Marlins han estado últimos o cerca del sótano en concurrencia desde que fueron fundados en 1993. Debido a eso, y a que compartían su estadio con los Delfines del futbol americano, los Marlins no tenían fondos para firmar a jugadores de alto perfil.

Ahora, aparentemente, sí los tienen. Se espera que la nómina de Miami suba de 58 millones en el 2011 a por lo menos 85 millones el próximo año.

Guillén, mánager y en parte una figura de “mercadeo” en este nuevo rol, aprovechará todo lo nuevo para que los Marlins ganen y a la vez hagan que suba la asistencia en Miami.