Gobierno en déficit de $72 millones

Asesores financieros advierten que la situación económica del municipio podría continuar empeorando el año entrante

La escasez de fondos para cubrir los salarios de empleados civiles y juramentados, nuevos gastos y las revaluadas contribuciones a los paquetes de retiro crearán un déficit de 72 millones de dólares desde el 1 de enero de 2012 en el gobierno de Los Ángeles, un aumento de 540% respecto al semestre actual.

Asesores financieros advierten que la situación económica del municipio podría empeorar aún más por los gastos derivados del recién desmantelado campamento de los “indignados”, los vendavales que azotaron la región hace unos días, recortes en fondos estatales, demandas colectivas y la propuesta de eliminar el impuesto a negocios, que significaría un pérdida de $424 millones en cuatro años.

A esto se suman las posibles consecuencias de una investigación que la Administración Federal de Aviación (FAA) realiza al Departamento de Policía de la ciudad (LAPD) por un presunto cargo excesivo por el servicio de protección al aeropuerto LAX, dinero que se habría usado para reforzar las arcas del municipio y para pagar otros asuntos no relacionados con dicha tarea.

La Oficina Administrativa de la ciudad (CAO) ha propuesto echar mano de ingresos excedentes, fondos no asignados y reducciones presupuestales para resarcir gran parte del creciente hueco fiscal, pero todavía no sabe cómo obtener 21.4 millones de dólares. Los contratos ya firmados con empleados municipales le impiden que aplique despidos o días de descanso sin pago para resolver este problema.

Y si logra equilibrar este déficit, tendría otro de 250 millones a partir del 1 de julio de 2012, cuando inicie el próximo ciclo fiscal, porque no ha tomado por los cuernos la reforma a los sistemas de pensiones.

Sólo la estancia de los simpatizantes del movimiento Occupy LA en los jardines de la alcaldía le costaría más de un millón de dólares al gobierno angelino, según cálculos del alcalde Antonio Villaraigosa, debido a reparaciones del césped y del sistema de irrigación, la limpieza en general del sitio y, sobre todo, por los sueldos de policías y empleados de distintas agencias.

“Todos vamos a pagar por esto en un difícil tiempo económico”, expresó el alcalde la semana pasada.

El jefe del LAPD, Charles Beck, indicó que la corporación cubrirá el costo salarial de los 1,400 agentes desplegados en el operativo de evacuación de los manifestantes, que concluyó con 292 arrestos, con un fondo que recibió de la empresa AEG por la seguridad ofrecida en el funeral del cantante Michael Jackson en 2009. “Lo guardamos para un día de lluvia y ha llovido”, comentó Beck hace unos días.

Pero aún están pendientes las horas extraordinarias del Departamento de Bomberos (LAFD) y las oficinas de Transporte, Sanidad, Servicios Generales, Parques y Recreación, la Fiscalía y Servicios de Calles. “Muchos departamentos han hecho gastos y esto podría impactar el déficit municipal”, señala Miguel Santana, jefe de la Oficina Administrativa de la ciudad (CAO).