Peligra ‘entrega al día siguiente’

El Servicio Postal de EEUU planea eliminar el servicio
Peligra ‘entrega al día siguiente’
El Servicio Postal enfrenta un serio déficit fiscal y busca medidas para sobrevivir.
Foto: Aurelia Ventura / LA OPINION

WASHINGTON. – El Servicio Postal de EE.UU. anunció ayer un plan para ahorrar 2,100 millones de dólares que resultará en la eliminación del servicio del día siguiente para el correo ordinario y la pérdida de unos 28,000 puestos de trabajo.

Con esta medida por primera vez en 40 años desaparecerá la posibilidad de que las cartas lleguen a su destino al día siguiente.

La agencia, que se encuentra con problemas financieros, propuso oficialmente a los reguladores el cambio del actual estándar nacional para el correo ordinario de primera clase – que requiere una estampilla de 44 centavos para la primera onza- a tres a cinco días, siendo actualmente de uno a tres días.

Las medidas pudieran retrasar la entrega desde cheques de pagos hasta DVDs enviados por correo por la empresa Netflix, añadir costos a la entrega de medicamentos con receta y amenazar la existencia de periódicos y revistas que entregan los carteros en comunidades alejadas.

Actualmente, el correo de primera clase se entrega a viviendas y negocios dentro del suelo continental de EEUU en un plazo de uno a tres días. Eso se alargará a entre dos y tres días. Los periódicos pudieran tomar de dos a nueve días

“Es un cambio potencialmente grande, pero pienso que los consumidores no están concentrados en eso y solamente lo notarán cuando el servicio desaparezca”, dijo Jim Corridore, analista para S&P Capital IQ, que monitorea la industria de envíos y paquetería.

Las autoridades dicen que la medida es necesaria para preservar el futuro del Servicio Postal que está al borde de la insolvencia. Los cambios están siendo propuestos para afrontar una caída del correo ordinario estimada en 47% para los próximos 10 años.

El correo ordinario de primera clase tiende a pagar la mayoría de las cuentas del Servicio Postal. según indica David Williams, vicepresidente de operaciones del Servicio Postal.

“No podemos sentarnos a esperar por otros 6 a 10 años para instrumentar estos cambios” dijo el administrador de correo Patrick Donahoe.

Si el Servicio Postal obtiene lo solicitado, el correo ordinario no será entregado al día siguiente a partir de abril. Y la mayoría de los 250 centros de procesamiento en el listado serán cerrados el año próximo.

Actualmente, y según el Servicio Postal, los clientes reciben el correo ordinario de primera clase en promedio al día siguiente. Luego de implementado los cambios, las cartas que arribaban al día siguiente lo harán aproximadamente en dos días. Y aquellas cartas que hoy tardan dos días, se entregarán en tres o más días, dijo Williams.

El Servicio Postal ha acumulado 5,100 millones de dólares en deudas este año y enfrenta una fecha límite el 18 de diciembre para pagar otros 5,500 millones al fondo de atención médica para personas jubiladas.

Legisladores del Congreso y el Senado están trabajando en diferentes leyes para salvar al Servicio Postal.

Los rumores sobre los recortes en servicios y puestos de trabajo no han caído bien en el Congreso por ahora.

El Servicio Postal piensa reducir su fuerza laboral en 120,000 puestos de trabajo al 2015, pero no puede reducir los puestos de trabajo en dicha magnitud a menos que el Congreso les de la potestad para violar los contratos con los sindicatos.

La eliminación del servicio del día siguiente para el correo ordinario de primera clase ayudará a que el sistema de procesamiento del correo sea más eficiente, dijeron las autoridades postales.

Actualmente, el Servicio Postal usa el equipamiento para procesar el correo entre seis y seis horas y media al día, en promedio. El objetivo es usar el equipamiento entre 16 y 20 horas diarias.

Como parte del plan de ahorro, el Servicio Postal propuso en setiembre el cierre de 252 centros de distribución. En general, desearían llevar el número de centros de procesamiento de los actuales 463 a menos de 200.

Desde dicho anuncio de setiembre, la agencia ya ha cerrado 26 centros que no estaban en la lista de potenciales cierres.

Los sindicatos se han opuesto a cualquier medida que degrade el servicio de correo y, en consecuencia, haga perder clientes. El Servicio Postal y los sindicatos están embarcados en una profunda negociación de los contratos que caducarán el 7 de diciembre. Tanto las autoridades postales como los sindicatos indicaron que los nuevos contratos pueden incluir medidas para reducir costos.

Los recortes eliminarían aproximadamente 250 de los casi 500 centros de procesamiento de correos en todo Estados Unidos.

Debido a que las consolidaciones aumentarían la distancia que el correo deberá viajar desde una oficina postal hasta los centros de procesamiento, la agencia reducirá los estándares para el correo de primera clase, que han estado en vigencia desde 1971.

?>