Estudiantes de Osceola van de compras con la policía

Esta mañana, un total de 45 estudiantes de escasos recursos participaron del evento “De compras con un policía”.
Estudiantes de Osceola van de compras con la policía
“Estoy muy, muy feliz”, repetía Christian Cruz con una desbordante sonrisa mientras empujaba el carrito de compras.
Foto: Iza Montalvo / La Prensa

KISSIMMEE-Christian Cruz tiene varios deseos esta Navidad: un abrigo para su hermanito mayor, lápices, ropa para su papá, cepillos de dientes, zapatos y jabón de lavar la loza.

“El primero dijo que compraría para sus papás primero y sus hermanos”, dijo el oficial Mark Morris sobre la lista que Cruz, de 8 años, le escribió a Papá Noel. Morris, un policía de seguridad escolar acompañó al niño en la faena de realizar sus compras. “Este es el segundo año que participo; es una alegría compartir con estos niños”, expresó Morris.

Esta mañana, un total de 45 estudiantes de escasos recursos participaron del evento “De compras con un policía”, una actividad anual que realiza el Departamento de Policía de Kissimmee con la ayuda de algunos comerciantes del área. Todos los menores recibieron una tarjeta de regalo de $100, cortesía de las tiendas Walmart.

Más tarde, todos se fueron a almorzar trocitos de pollo, hamburguesas y papitas fritas a un McDonald’s local, que también donó la comida.

Cruz, muy agradecido y contento, buscó los artículos de primera necesidad para su familia y después, como todo niño de su edad, corrió hacia los jueguetes.

“Estoy muy, muy feliz”, repetía Cruz con una desbordante sonrisa mientras empujaba el carrito de compras. El pequeño escogía partida doble del mismo artículo: “Uno para mí y otro para mi hermano”.

Aunque Cruz no pudo obtener todo lo que quería y necesitaba, como por ejemplo una camisa nueva para la escuela y unos zapatos para reemplazar los que llevaba puestos, se llevó en su carrito algunos juguetes como el Battleship y, además, recibió para él y su familia un certificado de regalo de los supermercados Bravo.

El mismo evento se realizará el próximo 15 de diciembre en la tienda Walmart de la calle Vine, en Kissimmee.

“Este es uno de los mejores programas en los que estamos involucrados”, dijo la jefa de la policía Fran Iwanski. “Es reconfortante ver las sonrisas en las caritas de todos estos niños”.