Exculpan al casino Royale por incendio

Peritaje oficial confirma que el lugar cumplía con las rutas de escape
Exculpan al  casino Royale por incendio
Peritos trabajaban entre los escombros en busca de evidencia.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.- Cuarenta segundos, 200 litros de gasolina y 36 criminales se convirtieron en el cóctel mortal que acabó con la vida de 52 personas que se refugiaron aterradas en el sitio equivocado en lugar de evacuar el casino Royale de la ciudad norteña de Monterrey, Nuevo León.

El peritaje final de las autoridades concluyó ayer que las víctimas del incendio del pasado 25 agosto murieron sofocadas por el fuego cuando intentaban esconderse en los recovecos del centro de apuestas exculpado ayer de su responsabilidad en las muertes.

La fiscalía estatal y la federal Subprocuraduría de Investigación Especializada contra la Delincuencia Organizada documentaron con fotografías que las medidas de seguridad con que contaba el Royale eran ocho puertas distribuidas en los tres niveles, 40 extintores y señalamientos de la ruta de evacuación.

“El lugar cumplía parcialmente con algunos de los requerimientos que exige la norma mexicana (como que los señalamientos no se veían en un ángulo de 360 grados)”, dijo Adrián de la Garza, procurador de Justicia de Nuevo León.

“Sin embargo, donde incumplía no era determinante para la realización de los homicidios”.

El problema fue la escaramuza, detalló: el grupo armado llegó al lugar con 10 garrafones de gasolina de 20 litros cada uno y disparó a mansalva.

Los balazos intimidaron a los clientes. Algunos evacuaron correctamente mientras otros se resguardaran en el interior del inmueble para evitar ser agredidos y perecieron sofocados por el fuego que se salió de control en sólo 40 segundos.